•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Representantes de la Federación Coordinadora Nicaragüense de Organismos No Gubernamentales que trabaja con la Niñez y la Adolescencia, Codeni, inició encuentros con estudiantes universitarios como parte de las consultas y discusiones alrededor de la propuesta de la reforma al Código de la Niñez y el endurecimiento contra los adolescentes infractores de la ley.

Según Adilia Amaya, en representación de Codeni, están consultando a diversos sectores de la población, entre estudiantes y periodistas, y realizarán un cabildeo con los diputados y los partidos políticos de cara a la petición de reforma.

Mario Chamorro, director de Dos Generaciones, alegó que la juventud y los estudiantes tienen que hablar y dar su criterio, pero al mismo tiempo se necesitan informarles para que conozcan la verdadera dimensión del problema y de las penalizaciones. Chamorro comentó esto tomando en cuenta que en un encuentro con un aula llena de jóvenes en la Universidad Centroamericana, al preguntar cuantos habían leído el Código de la Niñez sólo uno aseguró que lo leyó.

Chamorro alegó que no sólo lo negativo se tiene que resaltar de la juventud, sino también lo positivo y su capacidad de superación.

“No es posible que algunos grupos se centren únicamente en promover una reforma al Código de la Niñez, sin que ninguno se vaya a las instalaciones de la Policía Nacional a  exigir un plan de seguridad más fuerte y efectivo”, dijo Chamorro considerando cómo los políticos ahora culpan a los jóvenes por la violencia, cuando ellos mismos fomentan la violencia política.

Destacó que también se debe tomar en cuenta la voz de otros jóvenes, y no sólo de universitarios que en alguna medida son privilegiados por tener una educación superior, ya que una gran mayoría de la juventud nicaragüense difícilmente logra terminar la secundaria y puede optar por los estudios universitarios, mientras la educación técnica tampoco está a su total alcance, ni existen políticas de empleo para la juventud que se ve atrapada en la desocupación.  

Amaya señaló que se debe discutir en su totalidad la problemática y si bien es cierto que hay acciones de diversas instituciones estatales a favor de los adolescentes para sacarlos de las pandillas, también valoró que no se está cumpliendo en su totalidad el Código en mención, en sus libros Primero y Segundo.

Por otra parte advirtió que la reforma no puede ser tomada como tema de campaña de los partidos políticos, pues el fondo de la polémica sería mal manejado.