•  |
  •  |

Nicaragua cuenta con un segundo aeropuerto internacional que servirá de plataforma de aterrizaje para las aeronaves que surquen el espacio aéreo en la región centroamericana. Este será una zona alterna de aterrizaje en caso de presentarse una emergencia en el Aeropuerto “Augusto C. Sandino”.

Según el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC), el aeropuerto de Punta Huete, conocido como “Panchito”, está dotado con los equipos técnicos necesarios y de un personal entrenado que lo habilita para prestar sus servicios durante cualquier emergencia.

Beneficios al istmo centroamericano

Orlando Castillo, Gerente de la empresa administradora de aeropuertos internacionales, aseguró que el aeropuerto representa un beneficio importante en materia de seguridad aérea internacional.

“El aeropuerto ‘Panchito’ fue una idea que tuvo sus orígenes en 2007, y se realizó con la cooperación del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Policía, como parte de un proyecto que brindara alternativas ante los embates de la naturaleza. Por tanto, esto no solo redundaría en beneficio para Nicaragua, sino también para toda la región centroamericana”, comentó Castillo.

Si se produjera un desastre natural en Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica o Panamá, esta sería una alternativa para el aterrizaje de aviones de gran calibre.

Generación de actividad económica
Aunque el aeropuerto se encuentra bajo resguardo del Ejército, Orlando Castillo aseguró que están buscando socios internacionales para convertirlo en un centro de generación de actividad económica.

“Estamos en conversaciones con varios inversionistas internacionales para usar el aeropuerto como un hangar de mantenimiento para negocios de transporte de carga, porque para esto se necesita una inversión de 80 millones de dólares”, comentó Castillo.

También aseguró que el aeropuerto ‘Pachito’ generaría un polo importante de desarrollo económico.

“Recordemos que el funcionamiento de un aeropuerto está ligado a la creación de oficinas, compañías de seguro, empresas de transporte y personas que demandan servicios.

Esto crea una cadena de servicios y más de 5,000 plazas fijas”, explica Castillo.
A pesar de su componente militar, los planes están encaminados a convertir esta obra en una alternativa para la sociedad civil, tal como demostró un simulacro de emergencia en el cual se logró el aterrizaje exitoso de 10 aviones.

Organismos internacionales satisfechos
Representantes de organismos nacionales e internacionales que regulan el servicio aéreo civil, constataron el adiestramiento, preparación y experiencia del personal, y se declararon satisfechos de la seguridad que brinda.

“Hicimos una simulación con varios medios aéreos, esto nos lleva a determinar que las operaciones en este aeropuerto son seguras, y reúne los requerimientos de los organismos internacionales para que pueda aterrizar cualquier tipo de aviones”, destacó el director del INAC, capitán Carlos Salazar.

Por su lado, el propietario de la línea aérea La Costeña, Julio Caballero, consideró que un aeropuerto alterno ofrece mayor seguridad a los pasajeros, tripulación, aeronaves y operadores; y resaltó la preparación técnica del personal aeroportuario para atender cualquier situación de emergencia.

En tanto, Roberto Castillo, Gerente de COPA, se mostró impresionado y satisfecho porque Nicaragua posee personal altamente calificado y profesional en materia de aviación civil.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la Corporación Centroamericana de Servicio de Navegación Aérea (Cocesna) Bayardo Paguaga, felicitó al país por la ejecución de esta importante obra en materia de integración.