•  |
  •  |

Un nuevo capítulo de violencia policial atribuido a oficiales de la Estación Seis fue denunciado este fin de semana por el ciudadano Carlos Araica Garay.
A consecuencia de la agresión policial, el denunciante sufrió una fractura en el brazo izquierdo, por lo que debió someterse a una cirugía.

Araica también se quejó del proceder de algunos funcionarios del Ministerio Público y del juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia, Abelardo Albir, quien el pasado viernes declaró nulo todo lo actuado por su suplente.
Por las lesiones, Araica denunció a tres policías la mañana del 28 de noviembre de 2010, pero  la Fiscalía sólo acusó a Mario Canales García y Tener Largaespada Pilarte.


Los hechos
Transcurría la madrugada del 28 de noviembre de 2010, cuando Carlos Araica estacionó su camioneta cerca de la bahía de la parada de buses del Mercado “Iván Montenegro”, para bajar a una persona a quien le dio raid.

Fue en ese momento que uno de los acusados le exigió que le entregara sus documentos personales, mientas otro se  subía a la camioneta retirando la llave, refiere el denunciante.

Acto seguido un tercer policía le dobló el brazo izquierdo hacia atrás, lo esposó y lo tiró hacía la tina de la patrulla policial, explicó el afectado. La camioneta le fue entregada cuatro días después sin combustible, agregó Araica.
Los daños causados por  la agresión policial dejaron secuelas neurológicas permanentes, según el dictamen médico legal número 17364–10   elaborado por el forense Neil Hernández Murillo.

En el parte médico emitido el 30 de noviembre del año pasado, el forense refiere que las lesiones encontradas son compatibles con lo narrado por la persona examinada –Carlos Araica-  y causada por agresión física.

 

Policía engaveta denuncia
El  8 de baril del año en curso la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, PPDH, emitió una resolución estableciendo que hubo violación al derecho humano referido a la integridad física del denunciante.

En la misma resolución se señala que también le fue negado el derecho al debido proceso y el acceso a la justicia a Carlos Araica Garay.
La PPDH recepcionó un informe de la comisionada mayor Carolina Torres Mendoza, jefa de la División de Asuntos Internos de la Policía, quien confiesa que la denuncia fue desestimada.

El  expediente con la denuncia de Araica fue cerrado administrativamente a espera de una resolución judicial “y de nuevos elementos que demuestren la responsabilidad administrativa”, dice el informe policial.

 

Tras cuernos, palos
El  juez Abelardo Albir Ramos anuló lo hecho por su suplente, quien en la audiencia preliminar admitió la acusación contra los policías imputados.
Al dictar la resolución desfavorable, el judicial calificó de “fantasía  y “novela”  lo aseverado por el denunciante en el intercambio de información y prueba que presentó su abogado, Torres Cruz.

Este  episodio de violencia policial de oficiales de la Estación Seis ocurrió bajo la administración del comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos, quien en la semana que hoy concluye fue ascendido a segundo jefe de la Policía en Managua.