•  |
  •  |

Diferentes actores sociales vinculados con el trabajo de prevención y de atención sanitaria de las mujeres, coinciden en que es el momento de hacer algo para frenar los embarazos en las adolescentes, las que corren un gran riesgo de morir, ya sea por la gestación o por la depresión que le traiga su situación.

Marta María Blandón, Directora de IPAS, aseguró que en Nicaragua se registran casos de jovencitas que toman la decisión de quitarse la vida, y estos hechos se registran como un suicidio más, pero si se investigaran, se encontrarían conque el caso tiene como trasfondo un embarazo no deseado.

Por eso Blandón consideró que es hora de tomar medidas en serio, para tratar de prevenir el embarazo en las adolescentes, cuya problemática debería destacarse como un tema central, en el que todos los sectores de la sociedad: el Estado, la Iglesia, organizaciones civiles, etcétera, tienen una gran responsabilidad.

“Las causas del embarazo en las adolescentes son múltiples, creo que se deben analizar todas para poder atacar el origen del problema. Cuando hablamos de embarazos en las adolescentes nos referimos a niñas pobres, que vienen de hogares que no tienen satisfechas sus necesidades básicas. Estamos hablando de adolescentes de zonas urbanas y rurales, sin información, sin educación y sin alternativas de estudio, sin proyecto de vida”, agregó.

Asimismo, consideró que se deben invertir recursos para garantizar que los adolescentes tengan información formal y sexual, y opciones para tener proyectos de vida personales que vayan más allá de reproducirse.

De igual manera, comentó que la despenalización del aborto terapéutico, si bien es cierto no es la solución única, si se revirtiera esta acción, habría muchas niñas, jóvenes y adolescentes, que al salir embarazadas, producto de una violación, tendrían la opción de decidir si quieren o no interrumpir su embarazo.

“La ley debe permitirles a esas niñas y a sus familias poder acceder a un servicio de salud para interrumpir el embarazo, sin que el médico sea acusado, señalado o sancionado”, manifestó Blandón.


Alto riesgo en embarazos
El doctor Armando Antonio Marenco Aguilar, perinatólogo, especialista en embarazo de alto riesgo, aseguró que en las niñas embarazadas incrementan los riesgos, tanto para la madre como para el bebé, ya que la probabilidad de preeclampsia o presión alta es de dos a cuatro veces más frecuente, respecto a las mujeres adultas.

Asimismo, explicó que existen mayores riesgos en las embarazadas adolescentes de presentar abortos espontáneos o inducidos de forma ilegal, por ser embarazos no deseados. Agregó que tienen mayor riesgo de parto prematuro y de adquirir infecciones de transmisión sexual como sífilis, clamydia, virus del papiloma humano, y Sida, entre otras.

Además, según compartió el doctor Marenco, los recién nacidos corren un mayor riesgo de tener un bajo peso al nacer, ya sea por partos prematuros o por desnutrición fetal intra útero. También tienen un mayor riesgo de asfixia al momento del nacimiento.

Igualmente, el desarrollo físico y psicológico de estos niños puede verse afectado por la falta de un cuidado integral adecuado, y, en algunos casos, estos pequeños son abandonados o dados en adopción.