•   SAN CARLOS / RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |

La Procuraduría Departamental de Justicia de Río San Juan acusó ante el Juzgado Penal por peculado, a dos exfuncionarios del Ministerio de la Familia, al haber abusado de las pensiones alimenticias que los padres otorgan a las madres de sus hijos, y haberse apropiado de los caudales públicos por el orden de 256,813 córdobas.

A pesar de que el hecho enardeció a las beneficiarias afectadas y se formularon denuncias en EL NUEVO DIARIO, el Ministerio Público no procedió a  acusar a nadie. Sin embargo, el procurador auxiliar, Henry Treminio Ramírez, llevó el caso a los Tribunales aunque se maneja que el exadministrador Bismark Antonio Tapia Masis, de 55 años, habría huido a la vecina Costa Rica.

Xochitl del Carmen Vigil Murillo es la ex cajera acusada por ese delito, la cual deberá comparecer a audiencia preliminar el próximo miércoles.

Según el Procurador, cuentan con una auditoría especial realizada en el período comprendido de julio de 2009 al 31 de octubre de 2010, sobre los Fondos de Orientación y de Protección Familiar, cuya administración, tenencia y custodia estaba bajo la responsabilidad de Bismark Antonio Tapia Masís.

La excajera Vigil Murillo era la responsable exclusiva de recibir los ingresos que depositaban los demandados por pensiones alimenticias, y quien debía entregar un recibo debidamente prenumerado y secuencias, depositar el dinero en el Banpro, lo cual no hacía, en cambio lo sustraía y se apropiaba de él. El administrador debía realizar el arqueo a la cajera, que tampoco hacía.

El Procurador presentará a 12 testigos, entre ellas la delegada de Mifamilia, Dinora Ávalos, y al auditor interno Wilfredo Reyes Vanegas.

Entre los testimonios se encuentra el de Gerardo Rafael Osejo Hernández, quien depositaba unos mil córdobas a Dalila Verónica Meléndez, la madre de su hijo. Se supone que la cajera se apropió de 6,600 córdobas de este dinero, correspondiente a las cuotas de diciembre de 2010 a junio de este año.