•  |
  •  |

El temor de la manipulación política en el tema de las reformas al Código de la Niñez y la Adolescencia es latente, y el Movimiento contra el Abuso Sexual, MCAS, en Nicaragua, rechazó que los políticos negocien con los derechos de niñas, niños y adolescentes para la obtención de réditos electorales.

Lorna Norori, en representación del MCAS, alegó que por un lado se ve la movilización de jóvenes ligados al partido de gobierno, y, por otra parte, repentinamente aparecen miembros del ALN con una propuesta ya elaborada.

“No somos inocentes sobre la movilización, y es más de un partido el que está manipulando la situación”, aseguró Norori, en tanto el Consejo Nacional de Universidades, a través de su presidente, Telémaco Talavera, expuso que tal como está el Código entraña el peligro de que el crimen organizado pueda instrumentalizar a los adolescentes.

Marvin Mayorga, miembro de la Comisión Coordinadora del MCAS y representante de la Iniciativa por la Diversidad Sexual, dijo que no hacen señalamiento a un partido específico, pero coinciden en que no se tome como parte de la campaña electoral.

Por su parte, James Chamorro, Presidente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, organización que ha estado en las movilizaciones pro reforma al Código, reconoció que respaldan la reelección del presidente Ortega.

En un pronunciamiento del MCAS, lamentan la pérdida irreparable del joven universitario Evans Omar Orozco Ponce, pero también alegan que más que pensar en reformas al Código, la situación debe llevar a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como sociedad, Estado y familia. De cómo estamos reconociendo y garantizando todos los derechos de la niñez y de la adolescencia, y lo que significa la transmisión de valores basados en poder y en violencia.

Se preguntan: ¿Cuál es el propósito de debatir en este momento una reforma al Código de la Niñez, en un año electoral? Ya Nicaragua vivió la historia en las pasadas elecciones nacionales: los derechos de las mujeres fueron objeto de negociación política y como resultado se penalizó el aborto terapéutico. ¿Será que ahora se van a negociar los derechos de las niñas, niños y adolescentes?

Norori dijo que estarían abiertos revisar el Código y ver su cumplimiento, pero en otro contexto, y, definitivamente, después de las elecciones nacionales, dado que actualmente se mueven muchos intereses político partidarios de por medio

Asimismo, señaló que muchos no conocen el Código, y no es posible que pidan reformar de algo que no conocen.


UNEN es parte de músculo orteguista
Pese a que tanto autoridades universitarias como la misma dirigencia estudiantil prometen cuidar que el debate sobre la reforma del Código de la Niñez y la Adolescencia se mantenga al margen de tildes partidarios, el cuestionamiento cobra fuerza cuando el propio líder de la UNEN, James Chamorro, reconoció a este gremio estudiantil como sandinista.

A la par que Chamorro insistió en que llevarán la demanda de reformar el instrumento legal al margen de bandera partidaria alguna, definió a UNEN como “una organización estudiantil que respalda a un candidato (Daniel Ortega), no (es que así) somos el músculo político de nuestro partido, el músculo de nuestro partido se llama Juventud Sandinista”, expuso, para luego expresar que si bien “todavía no nos están apoyando, nos gustaría que estuvieran en los foros”.

El CNU, de acuerdo con lo que dijo su presidente, Telémaco Talavera, trabajará en una propuesta de reforma al Código, consensuada, cuidando que la misma no sea aprovechada por ningún partido. “Sería grave que se instrumentalizara”, admitió Talavera.   

El funcionario consideró necesaria está discusión, pues el Código tal como está puede terminar convirtiéndose en un instrumento para el crimen organizado, que ha venido ganando terreno en la región en los últimos años. “Es un riesgo… los adolescentes son blanco fijo para instrumentalizar”, alertó.

El CNU menciona entre los temas ya identificados a discutir, el contenido del artículo 202, referido a las penas estipuladas para los adolescentes que delinquen, lo mismo que el 214, que manda a crear las condiciones necesarias para que los menores paguen sus penas; allí se habla de la necesidad de dos penales.

Otro argumento de la citada institución para demandar la revisión del contenido del instrumento legal es lo referido a la tipificación de delitos, que no se corresponde con el estipulado en el Código Procesal Penal.  

Los artículos 62 y 63, donde se plantea la creación del Consejo de Atención Integral a Niños y Adolescentes, también figuran en la lista de análisis, pues son condiciones que a criterio de Talavera están al alcance de cumplirse, pero no se ha hecho.

Marcha a la luz de velas
Para hoy a las cuatro de la tarde, los universitarios de la capital están llamados a sumarse a la “Marcha de las Velas”, que tendrá como punto de partida la Rotonda “Jean Paul Genie”.

Según Chamorro, esperan que unas 2,000 personas se unan a la caminata que culminará en la Avenida Universitaria, y que tendrá como elemento simbólico la luz de las velas.