•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • Guatemala / EFE

Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), anunció hoy mediante un comunicado de prensa que ya transportaron dos perforadoras para iniciar los trabajos de perforaciones y sondeos con el objetivo de completar los estudios geotécnicos y análisis de subsuelo en el sitio donde será construida la hidroeléctrica Tumarín.

“Las perforaciones se realizarán en el local conocido como Palpunta donde se  construirá la central, y en el lugar donde se construirá el puente sobre el río Grande de Matagalpa, en el sector que comunicará San Pedro del Norte en el municipio de Paiwas y la comunidad La Estrella, en el municipio de la Cruz de Río Grande”, señalan los empresarios.

De igual forma, detallan que para llevar adelante esa parte del proyecto, una parte del transporte se hizo por carretera hasta San Pedro del Norte, de ahí hasta Palpunta, fue hecho el transporte con helicópteros especiales de gran capacidad, del ejército de Nicaragua.

El presidente de la estatal brasileña Eletrobrás, José da Costa Carvalho Neto, en declaraciones al diario O Globo de Río de Janeiro, en Brasil, “ratificó el compromiso de esa compañía por emprender los trabajos de construcción de la central hidroeléctrica Tumarín en Nicaragua”.

Carvalho Neto explicó al rotativo que el objetivo en Nicaragua no será solamente construir la central Tumarín, si no también, operarla.  “Estamos completando los estudios sobre la comercialización de energía, la que sería para el mercado local”, dijo Carvalho Neto.

Eletrobrás y el grupo inversionista brasileño Queiroz Galvao son socios estratégicos de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua en la construcción de la central Tumarín, cuya inversión en la construcción alcanzará más de 850 millones de dólares.

Asimismo, la hidroeléctrica Tumarín que será construida  en la RAAS (Región Autónoma del Atlántico Sur), en el municipio de La Cruz de Río Grande y utilizará el potencial hídrico del Río Grande de Matagalpa, tendrá 253 megavatios de potencia instalada. Una vez entre en funcionamiento será responsable por la generación de un 28 por ciento de la demanda anual de energía en Nicaragua.