•   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |

Obligados por el cerco  militar de las tropas del VI Comando del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, el grupo de secuestradores dejó en libertad a la señora Máxima Ruiz López, quien había sido secuestrada la mañana del lunes, cuando bajaba del vehículo junto a su marido, Francisco Moreno, de 93 años de edad.

El Teniente Coronel José Dolores Hernández, jefe del VI comando del  Ejército, señaló que los delincuentes se trasladaron a doce kilómetros de El Sauce, municipio del departamento de León, en la comunidad conocida como Sasle, lugar donde dejaron abandonada  a doña Máxima, luego se marcharon del lugar.

Las primeras informaciones señalan que un conductor de un bus de transporte colectivo reconoció a la señora y la montó a la unidad, la que luego entregó a la Policía y a las tropas del Ejército que se encontraban en un retén realizando las inspecciones respectivas, quienes trasladaron a la secuestrada a las instalaciones de la Policía de Sébaco.

Fuentes de la inteligencia militar aseguraron que el grupo de secuestradores pensaban dar un rodeo para tratar de burlar la presencia de las tropas y dirigirse a Estelí y estar más cerca de los familiares de la víctima, pero al ver que era imposible pasar sin ser descubiertos, optaron por  dejarla en libertad y escapar antes de que los pudieran capturar.

La jefatura de la policía departamental encabezada por el Comisionado mayor José Ramón Calderón Mena, se reunió en el municipio de Sébaco, donde alas 6 y treinta minutos de la tarde anunciaron una conferencia de prensa, en la que darían a conocer  los por menores del operativo que finalizó con la liberación de la productora. Hasta el momento no hay detenidos.