•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

Una minuta descriptiva con la cual la Procuraduría General de la República se adjudicó 33 manzanas costeras de Tola cayó como balde de agua fría para  el granadino Miguel Ángel Argüello Selva y para su papá, Bayardo Argüello Guillén, afectados por esta forma de operar de la PGR.

Lo curioso del caso es que las 33 valiosas manzanas que adjudicó la PGR a favor del Estado, a petición del Procurador Hernán Estrada, están ubicadas entre las franjas costeras de Playa Amarillo y Playa Colorado, lo cual refleja el marcado interés que tiene el gobierno por resguardar esta codiciada propiedad.

Algunos señalan que quizás por la prisa con que los funcionarios están haciendo las minutas descriptivas ni siquiera se percataron que dentro de las 33 manzanas incluyen  la propiedad de más de seis manzanas que le quitaron al inversionista norteamericano Christopher Evans Chartier, con otra minuta descriptiva.

De acuerdo con dicha minuta, la PGR inscribió la propiedad a favor del Estado el 24 de mayo y aparece en el Registro Público de Rivas con número registral 41,652, tomo 476, folios 99,100 y 101, con una extensión de más de 33 manzanas.

Los argumentos de la acción confiscatoria son similares a los expuestos en el caso de   Evans Chartier, ya que el Procurador se basa en el artículo 614 del Código Civil de Nicaragua, que señala que son bienes del Estado todas las tierras que estando situadas  en los límites territoriales carecen de otro dueño.

Me vendés… o te confisco
Pero según Argüello Selva, lo que está realizando la PGR es una confiscación al señalar que las 33 manzanas adjudicadas por Estrada a favor del Estado son parte de la finca Güiscoyol, que él y su papá compraron en 1993 a veinte exretirados del Ejército que la habían adquirido a través de compra venta hecha con la Corporación Nacional del Sector Público (Cornap).  Agrega que los exmilitares fueron representados por los granadinos Denis López y Heriberto Bustamante,  y estos recibieron 1,214 manzanas, “de las cuales cien cedieron a la cooperativa “Pedro Joaquín Chamorro”, de Gigante, Tola, y vendieron a mi padre  y a mí las 1,114 manzanas”, señaló.

El área era parte de una inmensa propiedad de más de 15 mil manzanas que perteneció a los Somoza y en 1979 pasó al Estado. Las 1,114 manzanas de Argüello Selva y su padre están inscritas en el Registro Público de Rivas,  con cuenta número 27,593, del tomo 283, folios 10 y 12, asiento tres, “por lo que desde hace 18 años somos dueños de esta propiedad y por ende la minuta descriptiva no cabe en este lugar  y lo que se está haciendo es una confiscación”, señaló Argüello Selva.


Pidió 403 manzanas para Ortega
Molesto por el desalojo el granadino con nacionalidad norteamericana reveló que las 33 manzanas se las están expropiando por haberse negado a vender 403 manzanas costeras que el Procurador Hernán Estrada “me pidió se las cediera para el presidente Daniel Ortega, pero como yo le contesté que mis tierras no estaban en venta ni tenían precio, me respondió con el uso de este  nuevo método confiscatorio”, dijo Argüello Selva al referirse a las minutas descriptivas.

El afectado a la vez señaló que esta es la segunda minuta descriptiva que la PGR aplica en su propiedad. Esta ahora está inscrita en el Registro Público de la Propiedad de Rivas a nombre del Estado, al mostrar una minuta descriptiva de noviembre de 2007, mediante la cual  la PGR se adjudicó 71 manzanas costeras de Playa Amarillo, por lo que según Argüello Selva, ya son 104 manzanas que la PGR le ha expropiado.