•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

El juicio en contra de 11 procesados por los delitos de crimen organizado, trasporte de estupefacientes y lavado de dinero, bienes o activos, sigue alargándose, al punto que ayer nuevamente se suspendió el inicio del mismo.

Esta vez la suspensión se debió a que el reo de nacionalidad norteamericana Jason Zachary Puracal quedó sin abogado, debido a que su defensor, Fabric Gómez, tuvo problemas de salud, y la audiencia se tuvo que suspender y reprogramarse para el nueve de agosto, a las 8:30 de la mañana.

Los 11 acusados, originarios de San Juan del Sur, excepto Puracal, llevan más de siete meses de estar detenidos en el Sistema Penitenciario de Tipitapa, y por eso el abogado Gómez había introducido un recurso de apelación de extinción de responsabilidad penal por vencimiento de plazo.

Entre los procesados está el excandidato a alcalde de San Juan del Sur, Róger Núñez Ponce, a quien la Policía acusó de ser testaferro de su primo, Manuel Antonio Ponce, supuestamente el cabecilla de la banda, que según la acusación se dedicaba a trasladar droga de Costa Rica a Guatemala, usando la vía terrestre y acuática de nuestro país.
Pero desde noviembre de 2010, cuando ocurrió la escandalosa captura de los 11  sospechosos, el caso ha estado lleno de interrogantes, y es tan complicado, que el mismo Ministerio Público solicitó desde un inicio, tramitación compleja.

Debido a que Puracal es norteamericano, representantes de la Embajada de Estados Unidos llegaron a los juzgados de Rivas, para respaldarlo, mientras en las afueras del recinto judicial, decenas de sanjuaneños exigían justicia y alegaban que todo es un montaje político para afectar a Róger Núñez Ponce, y dar ventaja al partido de gobierno para que gane nuevamente la alcaldía de San Juan del Sur.

Los otros acusados son: Paulina Monge Camacho, cónyuge de Ponce; el papá de éste, Segundo Rufino Ponce; Manuel Antonio Flores, Omar Cerda, Delvin Bolaños Espinoza, Ronald Danilo Sánchez, José Vicente Lanzas y Rolando Ponce.