•  |
  •  |

A la par de un incremento de captación de recursos y fortalecimiento de las reservas financieras, en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social se incrementó el costo de los gastos generales y administrativos a partir de la contratación exorbitante de personal, bajo la administración de Roberto López Gómez.

Un análisis y una revisión exhaustiva de las actividades financieras del INSS, realizado por el economista y analista financiero José Dolores Gómez, detectó que en la actual administración se han contratado hasta 87.6 por ciento de más personal que en la administración anterior a 2007.

Con base en un Estado Financiero de 2009, del INSS, se reveló que desde 2007 los gastos operativos se han disparado, al emplearse a más trabajadores afines al partido de gobierno, que se organizan a nivel interno bajo las estructuras partidarias denominadas Consejos de Liderazgos Sandinistas y Gabinetes del Poder Ciudadano.

Personal se duplicó hasta 2009
Gómez encontró que en el período de Edda Callejas, al finalizar 2006, había 1,208 trabajadores activos en la institución. En 2009, de acuerdo con el reporte del Estado Financiero de la institución, había 2,266 trabajadores en total, es decir, 1,058 empleados más, lo que elevó los gastos operativos de US$14.5 millones en 2005, a US$33 millones en 2009.

“Este incremento exorbitante en el número de empleados, incluyendo sus prestaciones sociales y prerrogativas del Convenio Colectivo, también fue acompañado en incrementos salariales sustantivos, como lo muestran los Informes del INSS”, dijo el investigador.

“Este descomunal aumento en el personal fue justificado por la ampliación y la mejora de los servicios, uno de los cuales fue asumir el pago directo de los cheques a los pensionados, función que antes la ejecutaban los bancos comerciales”, explica.

“Incluso, en épocas anteriores, las pensiones se acreditaban en cuentas de ahorro bancarias, y el asegurado únicamente retiraba los fondos a su favor. Este mecanismo, ahora con cajeros automáticos, redundaría en beneficio de los pensionados. Al involucrarse el INSS en una función cuasi bancaria, sin serlo, incrementa los riesgos de fraude, teniendo que mantener fondos sustantivos en efectivo, y aumentando el consumo interno de los recursos obtenidos a partir del sacrificio de los trabajadores”, dijo.

De igual modo, Gómez encontró que se aumentó la tasa de techos salariales dentro de la institución, de tal modo, que han convertido la institución en un “paraíso laboral” para empleados ligados a las actividades partidarias.

Algunos ejemplos
Por ejemplo: en 2006, los que ganaban de 8,501 a 9,000 córdobas eran 39, y en 2009 alcanzaron los 85; los trabajadores con salarios de entre 9,001 y 9,500 córdobas, pasaron de 16 a 25, y los empleados con salarios de entre 9,501 y 10,000 córdobas, pasaron de 21 a 422.

Asimismo, en 2006 había 291 personas ganando entre 10,001 y 15,000 córdobas; a 2009 el número de empleados con ese rango de salarios alcanzó la cifra de 857. Y al 2009, un total de 490 personas aparecen ganando salarios de entre 15,001 y 20,001 córdobas, más otros beneficios que erosionan el presupuesto administrativo del INSS.

El análisis de Gómez, más allá del hallazgo de supernumerarios afines al FSLN en el INSS, desestima la aplicación inmediata de reformas al sistema de reparto de pensiones y de servicios a los asegurados, basada en las proyecciones de cálculos actuariales acordadas con el Fondo Monetario Internacional.

“Los cálculos actuariales son puntos de equilibrios propuestos por los organismos financieros, no son exigibles de inmediato, y pueden ser no alcanzados, sin que eso signifique el derrumbe financiero de una institución; lo que parece haber detrás del interés inusitado del director ejecutivo, más que un acto de complacencia ante las exigencias del FMI, es un plan de financiamiento político a un proyecto partidario de largo plazo, a partir de los recursos de los trabajadores”, opinó el analista financiero.

De vuelta al Estado Financiero del INSS, a 2009, el analista encontró que a esa fecha las reservas técnicas estaban por US$365.3 millones.

“En cuanto a los Pasivos Totales, ascendieron a US$551.0 millones, equivalente del 77.6% del Total de Pasivos y Patrimonio. El componente más relevante son las Reservas Técnicas, con US$365.3 millones, equivalente del 51.43% del Total de Pasivos. En las Cuentas por Pagar con un 26.1% del Total de Pasivos, destacan las Pensiones por Pagar en el corto plazo, con US$175.8 millones, equivalente al 24.8%. Estas pensiones son un pasivo contingente”, detalló el exgraduado en Alta Gerencia del Incae.

La eficacia requerida
De cara a la propuesta oficial de reforma al sistema de pensiones que alargaría la edad de retiro de 60 a 65 años, duplicaría la carga de cotizaciones de 750 a 1500 cuotas y reduciría las pensiones con base en promediar los primeros años de salario con los últimos al momento del retiro, el experto planteó a la administración del INSS, que comience con cobrar al gobierno una deuda de US$539.9 millones, acción que de acuerdo con información de la Contraloría, no se ha realizado desde 2007.

Agregó que a eso debería sumarse el fortalecimiento y voluntad de cobranza al Gobierno Central, alcaldías y empleadores, detener y disminuir sustancialmente los Gastos Generales y Administrativos; publicar anualmente y auditados los Estados Financieros; fomentar la incorporación de nuevos asegurados, trasladar el Superávit a las Reservas Técnicas, dar a conocer el Reglamento Financiero y de Inversiones, invertir en clínicas regionales, y procurar una mayor independencia y representatividad de los diferentes sectores involucrados en las discusiones en torno al tema.

Las medidas propuestas por el INSS son percibidas tan nocivas, que hasta miembros del partido de gobierno “disimulan” su disgusto ante ellas. Tal es el caso del dirigente del Frente Nacional de los Trabajadores, directivo del INSS, y diputado oficialista, Gustavo Porras, quien calificó las reformas de “inaceptables, e insistió en que “vamos a luchar contra eso”.

La empresa privada, que ha lucido complaciente con la mayoría de las medidas del gobierno, de igual modo, pide una discusión a fondo del tema.

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, confirmó que la propuesta fue de su conocimiento desde enero de este año, cuando Roberto López les entregó el documento a sus delegados del INSS, y aseguró que ya la habían discutido en el seno de la institución, para presentar una contrapropuesta, pero para revisarse en 2012, “porque no podemos permitir que este tema se preste a la manipulación de los partidos políticos”.

Luis Barbosa, sindicalista de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar”, reiteró que las reformas son una imposición “arbitraria e inviable”, y que por ello harán “todo lo necesario” para evitar su aprobación, “incluyendo huelgas, paros y acciones movilizativas”.

Informe del INSS

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus