•  |
  •  |
  • END

Como “combustible derramado” calificó el coronel Mario Perezcassar, jefe de la Dirección de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, la situación de riesgo ante un incendio forestal en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, debido a la madera tumbada por el huracán Félix.

El huracán que azotó la RAAN en septiembre pasado, dejó a su paso quince millones de metros cúbicos de madera tumbada que aún no ha sido levantada, en una extensión que cubre 169 comunidades, donde los habitantes tienen la cultura de quemas agrícolas.

“Las supuestas quemas controladas que practican los comunitarios son una lucha constante para nosotros, porque es como que tengamos líquido inflamable en el piso, estamos previniendo incendios y avanzando a pasos agigantados en las comunidades, preparando a la población ante una situación como ésta”, dijo el coronel Perezcassar.

Quince incendios

Hasta la fecha se ha dado cumplimiento al 40 por ciento del Plan Contingente Contra Incendios Forestales, y se han apagado alrededor de quince pequeños incendios que iniciaron como una quema agrícola controlada y las llamas terminaron comiéndose 300 hectáreas.

“Donde más incendios se han apagado es en el Frente Norte que cubre Jalapa, Somoto y demás, donde aún hay reductos de los pinares que se tumbaron afectados por la plaga del gorgojo descortezador. En esa zona la acción fue rápida, porque en las 60 localidades se cuenta con brigadas para combatir los incendios; otro sitio donde se dieron incendios y nos preocupa, fue en Waspam, en la RAAN, donde ya tenemos organizadas menos de la mitad de las brigadas por comunidad, pero esperamos que en abril estén el 100 por ciento de brigadas como ocurre en el Frente Sur”, comentó el coronel Perezcassar.

Las acciones que se están realizando en los territorios, dijo, se están ejecutando en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, Marena, y con el Instituto Nacional Forestal, Inafor, por medio del fondo del Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres, Sinapred.