•  |
  •  |

“Incompetentes e ineptos”, así califican la gestión de los funcionarios de la Embajada de Nicaragua en España, los más de 90,000 nicaragüenses que han viajado a este lejano país para encontrar mejores oportunidades.

Según varios comentarios colgados en el sitio web de la Embajada, las principales quejas incluyen dilación de trámites migratorios como revalidación de pasaportes, petición de antecedentes penales, certificados de inscripción y renovación de cédulas de identidad.
Esta es la situación de María Zoneyda Torres Santana, quien engrosa la enorme lista de comentarios y explica que lleva casi siete meses esperando su pasaporte.

“Me parece verdaderamente inoperante que después de casi siete meses yo tenga que estar llamando a la embajada porque mi pasaporte brilla por su ausencia. Es la fecha y la embajada no se ha molestada en llamarme y darme una explicación. Ya no puedo hacer ningún trámite ni poder iniciar las gestiones de mis documentos”, asegura Zoneyda.

El conflicto ha escalado tanto de tono, que hasta ya existen convocatorias para publicar las quejas a través de los medios escritos, radiales y televisivos en el país, en aras de alguna solución a una situación que parece insostenible.

“Tenemos que mandar a la Cancillería, a las radios de Nicaragua y denunciar esta situación. Llenemos los periódicos con quejas para que cambien a estos funcionarios. No te calles, denúncialos en la red”, reza otro comentario.

Embajador reconoce crisis
Por su parte, el Embajador de Nicaragua en España, Augusto Zamora, reconoció que están ante un problema real que tiene sus raíces en un número insuficiente de personal para cubrir la amplia demanda de nicaragüenses.

“No nos damos abasto, porque somos cinco personas para hacer frente a esta avalancha de personas”.

Según el embajador, la crisis comenzó hace cuatro años, por un boom migratorio que elevó el número de nicaragüenses de 15,000 a 90,000, multiplicando la demanda de servicios en un 100%.

Con el objetivo de solucionar la situación, la embajada creó consulados móviles que se desplazan a las principales ciudades del país ofreciendo los servicios más solicitados.

También la embajada acaba de comprar una central telefónica que comenzará a operar en un mes, y se ha hecho una asignación presupuestaria para contratar a dos trabajadores más.

“Nosotros entendemos las quejas, pero es imposible satisfacer toda la demanda de servicios, porque hay trámites que llevan casi dos horas, y eso significa que un funcionario tiene que emplear todo ese tiempo para atender a una sola persona”, explica el embajador.

También añadió que la Embajada tiene una pérdida adquisitiva de un 35%, porque la asignación presupuestaria es en dólares, y eso contribuye a mermar los ya escuálidos recursos.

Nuevas medidas
En vista de las reiteradas quejas, la Embajada ha decidido implementar tres programas orientados a agilizar los trámites.

“Se está viendo la posibilidad de emitir el pasaporte desde la sede de la Embajada en España, para evitar que los documentos tengan que ir hasta Nicaragua, ya que esto dilata el proceso”, expresó Zamora.

También aseguró que se está trabajando en coordinación con la Policía Nacional para que envíe un equipo de profesionales que realicen la convalidación de las licencias, y emitir un carné consular que funja como pasaporte durante el período de revalidación.

Finalmente, el funcionario aseguró que se van a habilitar dos consulados más, uno en Barcelona y otro en el País Vasco, para facilitar el acceso a los trámites migratorios.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus