•  |
  •  |

Como una manera de demostrar que los Lada Kalina vinieron al país a “reforzar”  la flota de taxis, las autoridades de ALBA Transportes por mandato presidencial, comenzaron a entregar una pequeña parte de los 400 vehículos destinados a los taxistas. Como siempre los únicos presentes en el acto fueron los medios oficialistas.

Desde el pasado noviembre, una flota de 550 vehículos procedentes de Rusia arribaron al país. En un acto oficial el presidente Daniel Ortega anunció que 450 de estos serían entregados a las 83 cooperativas de transporte selectivo.

Desde un primer momento, los representantes de las cooperativas beneficiadas sabían que 100 Ladas estaban destinados para otras personas, entre las que destacaban funcionarios, pero recientemente se notó que una parte de estos conformaban la flota vehicular del nuevo canal gubernamental.

Después de estar guardados en las instalaciones de Alba Transportes, ayer el director ejecutivo de esa dependencia, Guillermo González, en un acto casi privado mandó a llamar a representantes de 14 de las 83 cooperativas y les entregó los vehículos.

El acto se hizo en las instalaciones de Alba Transportes. González justificó el atraso en la entrega de los vehículos, señalando que ha habido inconvenientes en aduanas y con otros requisitos que debe avalar el Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma).

Los taxistas se habían quejado por el atraso en la entrega de los vehículos, más aún luego que vieron que estos estaban como flota del nuevo canal, luego, para evitar salir perjudicados, decidieron guardar silencio, el cual ahora ven “recompensado” con la adquisición de los carros.

Algunas de las cooperativas que ya cuentan con 74 carros asignados son: Pedro Joaquín Chamorro, San Sebastián, Cardenal Miguel Obando, 30 de Mayo, Rubén Darío, Indios del Bóer, Sangre de Cristo.

Durante las negociaciones se les propuso a los taxistas un precio de introducción de 9 mil 500 dólares, costo que consideraron elevado puesto que señalaban que se podrían encontrar buenas unidades por unos seis mil dólares.

Mensualmente tenían que dar una cuota de 150 dólares y tendrían un plazo de pago de cinco años, mismo período en que contarían con un seguro, al final se desconoce el costo en el que quedaron los Ladas.