•  |
  •  |

La Comisión que evaluará los méritos y desempeño de los 27 magistrados de los Tribunales de Apelaciones que pretenden ser reelectos en sus cargos, se reunió ayer para  empezar a valorar las hojas de vida de los funcionarios.

Dicha Comisión está conformada por las magistradas orteguistas Yadira Centeno y Ligia Molina, y los magistrados liberales Edgar Navas y Manuel Martínez.

Según Centeno, Presidenta de la Comisión, se dieron tres días a los funcionarios para que envíen su currículo, para que pueda ser valorado  lo más pronto posible.

El puntaje está dividido en méritos académicos 40%, y evaluación al desempeño, 60%, según la normativa aprobada en Corte Plena.

Para el magistrado Martínez, lo más importante es la evaluación al desempeño, porque es la valoración de las sentencias que elaboran. La permanencia o no en el puesto de los magistrados dependerá del puntaje que logren en ambas valoraciones, según la normativa aprobada.

¿Y los magistrados laborales?
Mientras tanto, los cuatro abogados que salieron seleccionados del concurso para optar al cargo de magistrados laborales continúan sin nombrarse, porque los liberales aún no han dado su voto favorable, y estudian si dicho procedimiento de elección es o no constitucional.

“Primero estudiaré la Ley 755 que crea magistrados por ministerio de la ley, contrario a lo que manda la Constitución Política de Nicaragua. Entonces, quiero saber hasta dónde es constitucional una ley que quita facultades a los magistrados de la Corte”, expresó Martínez.

La Ley 755 o Ley de Reforma y Adiciones a la Ley 260 (Ley Orgánica del Poder Judicial) manda en sus artículos 38 y 39 la creación del Tribunal Laboral y los requisitos para sus miembros.

Mientras, el artículo 164, numeral 5 de la Constitución Política de Nicaragua, dice que es función de los magistrados de la Corte nombrar a los magistrados de Apelaciones con el voto favorable de 12 de sus miembros.