•  |
  •  |

La Procuraduría General de la República denunció que la jueza Rosa Velia Baca Cardoza, del Juzgado Primero de Distrito Penal de Chinandega, por negligencia permitió que el procesado por narcotráfico, Héctor Enrique Castro Reyes, se diera a la fuga, quedando en impunidad el daño al Estado.

Según comunicado oficial de la PGR, Castro Reyes fue procesado por el Delito de Tráfico Interno de Estupefacientes, Psicotrópicos y otras sustancias controladas, pero enfrentó el juicio en libertad, contrario a lo que dice la ley, porque la judicial hizo constantes reprogramaciones de las audiencias.

No giró orden de captura
“Ante las constantes suspensiones del juicio, la defensa del acusado solicitó la excarcelación de su representado, argumentado que habían transcurrido los tres meses establecidos en el Art. 134 del Código Procesal Penal”, se lee en el comunicado de prensa.

Según la denuncia de la PGR, a la judicial no le bastó ordenar la excarcelación del acusado, sino que una vez concluido el juicio en mayo pasado, cuando lo declaró culpable, tampoco giró orden de captura en su contra, aunque estaba presente en el juicio, sino una semana después, situación que permitió la fuga del condenado.

La PGR pondrá el caso en conocimiento de la Corte Suprema de Justicia, ya que la actuación de la judicial contraviene la política del Estado de persecución y condena a este tipo de delitos.