•   GUATEMALA / AFP  |
  •  |
  •  |

Funcionarios centroamericanos ultimaban ayer detalles del ambicioso plan regional contra el crimen organizado, que será lanzado el miércoles y el jueves en Guatemala, en presencia de 10 mandatarios de la región y más de 40 representantes extranjeros.

La estrategia centroamericana de seguridad comenzó a ser diseñada en 2007 en Guatemala, y en julio de 2010 en San Salvador se definieron los puntos del plan de acción: el combate y la prevención del delito, la reinserción de los delincuentes y el fortalecimiento penitenciario e institucional en general.

La “Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica” tendrá lugar dos semanas después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobara en San Salvador los principios para la lucha contra el crimen, en un hemisferio donde se produce un homicidio cada cuatro minutos.

Al cónclave asistirán los presidentes de los países de Centroamérica, México, Colombia y República Dominicana, así como la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton; la cancillera española Trinidad Jiménez, y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, entre otros.

Los asistentes aprobarán la estrategia regional de seguridad, y se espera que países y organismos cooperantes comprometan fondos para ayudar a financiar el combate al crimen organizado en una de las regiones más inseguras del mundo.

Ministros se reúnen este martes
Los ministros centroamericanos de Defensa, Relaciones Exteriores y Finanzas se reunirán este martes en Guatemala, un día antes que los mandatarios, para debatir el plan, junto a representantes del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y del Banco Centroamericano de Integración Económica.

El secretario general del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Juan Daniel Alemán, dijo que el plan regional requiere unos 900 millones de dólares para su aplicación durante al menos tres años, mientras los países del istmo piden a Estados Unidos un mayor compromiso con la seguridad en la zona.

Estados Unidos coopera con América Central, la región más violenta del mundo fuera de las zonas de guerra, según cifras de la ONU, a través de la Iniciativa de Seguridad para América Central (Carsi), que maneja un presupuesto de 260 millones de dólares.

Sin embargo, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, demandó la semana pasada más apoyo a Estados Unidos y a Europa, al destacar que esos países deben hacer aportes más allá de lo económico.

“Una es la parte financiera (de la estrategia). La otra gran parte es lo que tienen que hacer los (países) consumidores para reducir las muertes y el salvajismo del crimen organizado en la región centroamericana”, afirmó Colom.

El encargado de la diplomacia estadounidense para América Latina, Arturo Valenzuela, destacó este lunes en Washington, que Clinton “está preocupada desde hace tiempo por la situación en América Central”, y ha “impulsado un mayor compromiso por parte de Estados Unidos” con la región.

Centroamérica está sumida en la inseguridad por la acción de cárteles internacionales que transportan drogas desde Sudamérica hacia Estados Unidos, y que actúan a veces en asociación con las peligrosas “maras” o pandillas locales.

Este lunes se desarrollaban a puertas cerradas en Guatemala unos foros sobre el papel en la seguridad de la empresa privada, los medios de comunicación y los gobiernos locales, informó el SICA.

En tanto, el martes habrá otro foro sobre la sociedad civil, y un coloquio sobre las amenazas a la seguridad en Centroamérica y una exposición sobre seguridad y cooperación internacional.