•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Amarga es la situación que vive Marbelly Castillo Cerna, quien interpuso denuncia por maltrato intrafamiliar en la Comisaría de la Mujer, contra su esposo Walter Castillo Sandino, nieto del general Augusto César Sandino, sin embargo él rechazó las imputaciones que se dieron a conocer en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

Según su esposa, además de maltrato psicológico y humillaciones, también ha desatendido sus obligaciones económicas con sus hijas y hasta le exigió que debía pedir permiso para planchar.

“Estoy saliendo del cenidh. Tuvieron la obligación de habérmelo consultado, pero apresuradamente hicieron una conferencia que denigra mi moral, mi descendencia, a mis hijos y mi familia”, alegó Castillo Sandino.

Indicó que el lema dice “Derecho que no se reclama derecho que se pierde” y por eso está reclamando. Espero que lo dicho se sustente porque estoy en mi derecho de una demanda por injurias y calumnias. Estoy completamente dispuesto a someterme a toda investigación”

Dijo que es cierto que se sometió a un curso de control de la ira, pero también ella lo tomó pero lo abandonó. “No tengo facetas ocultas en mi vida. No tengo vicios, no fumo, no tomo y tengo familia honorable. Ahora ella tendrá que demostrarlo. No se qué pretende creando esta situación. Ahora tendrá que verse la custodia de las niñas y ver con el Ministerio de la familia cómo se resuelve esto”, dijo mencionando que está dispuesto a que se haga la debida investigación del caso.

Así mismo rechazó las acusaciones de maltrato intrafamiliar y que desatendió a sus hijas. “Ella tiene su propio salario y gana muy bien, pero también tiene también responsabilidades en la casa. Tenemos hijas en común y debemos compartir gastos, obligaciones y deberes. Tampoco puede alegar que no las atiendo incluso además de las niñas tengo otros hijos y soy responsable”.

Considera que hay otros intereses y la cuestión es plenamente material. “Nuestro problema no es nuevo, pero el caso se cerró administrativamente en las comisarías después que nos recomendaron asistir a charlas y consejerías, pero que ella decidió no ir. Desde entonces todo fue una luna de miel, pero ahora ella lo reabre y esto viene a reventar públicamente porque denuncié un robo. Yo no acuso a ella, pero en la casa se han perdido objetos del general Sandino invaluables por su valor histórico. Le corresponderá a las autoridades determinar esto”, dijo Walter Castillo Sandino.