•   MANAGUA/ AFP  |
  •  |
  •  |

Los empresarios nicaragüenses consideraron este martes "imprescindible" que el Tribunal Electoral acredite a tiempo y sin "trabas reglamentarias" a los observadores que participarán en los comicios presidenciales y parlamentarios del próximo 6 de noviembre, informó el gremio.

"Es imprescindible resolver todas las solicitudes de acreditación y participación de los observadores electorales nacionales e internacionales en las elecciones", para que conozcan con antelación "los términos y alcances técnicos de su trabajo", demandó el Consejo Superior de la Empresa Privada en un editorial que publica hoy la revista mensual del gremio.

Según el sector, la acreditación oportuna permitirá a las misiones de observación "iniciar su trabajo sin dilación" y "sin trabas reglamentarias de última hora", en cuanto el Consejo Supremo Electoral (CSE) apruebe el reglamento en agosto próximo.

Los empresarios pidieron, además, que el reglamento de observación sea similar al de las elecciones presidenciales de 2001 y 2006, puesto que "no es necesario estar cada cuatro o cinco años inventando un marco reglamentario nuevo alegando temas retóricos de soberanía".

El gremio hizo alusión a las condiciones que pretende poner el CSE para acreditar observadores, los que solo tendrán funciones de "acompañamiento", sin derecho a opinar sobre estos comicios, en los que el presidente, Daniel Ortega, aspira a ser reelegido.

El presidente del CSE, Roberto Rivas, anunció el sábado pasado que solo permitirán la presencia de grupos de observación nacional que hayan "demostrado imparcialidad a lo largo de estos años" y que sus miembros no formen parte de ningún partido político.

Advirtió, además, que estudian la posibilidad de expulsar del país a cualquier observador que emita un juicio sobre el proceso electoral.