•  |
  •  |

“La situación de violencia se nos está saliendo de las manos, por lo que se hace necesario coadyuvar esfuerzos de los países de la región”, manifestó con preocupación Juan Daniel Alemán, Secretario General del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, quien agregó que la Estrategia de Seguridad Centroamericana, ESC, que será presentada hoy por los jefes de Estado a la comunidad internacional, es un instrumento valioso para enfrentar el problema.

“Lamentablemente, hay un círculo vicioso que arranca básicamente con la organización y profundización de las pandillas o maras y las génesis y causas que conocemos; el tráfico de migrantes y la trata de personas, las extorsiones y lavado de efectivo con el tráfico de armas, están generando sociedades con problemas de homicidio, extorsiones, robos, hurtos, contrabando, secuestro y corrupción”, aseveró Alemán.

Cuatro armas para luchar
El representante del SICA explicó en un encuentro con periodistas de la región, que la ESC cuenta con cuatro importantes componentes. El primero está relacionado con el “combate contra el delito”, que tiene presente al narcotráfico, la delincuencia organizada, los deportados con antecedentes penales, tráfico de armas, terrorismo, corrupción, homicidios y temas de inteligencia y contrainteligencia policial.   

El segundo gira en torno a “la prevención”. Según el funcionario, esta vez se ha contemplado desde una perspectiva seria y formal, dirigida a la juventud, violencia armada, violencia de género, tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas.

El tercero está centrado en la “rehabilitación, reinserción y seguridad penitenciaria”, en el cual se han retomado las mejores experiencias en materia de seguridad en estos centros. Plantea la problemática de estos lugares, la formulación de proyectos y las soluciones correspondientes en beneficio de los privados de libertad.

El cuarto plantea “el fortalecimiento institucional”, que implica eficiencia hacia dentro de las instituciones y eficacia hacia afuera en la interacción con el ciudadano. Implica fortalecer a instituciones como la Fiscalía, Policía, centros científicos de preparación para la prueba, municipalidades, entre otras.

Planes específicos
Para las acciones específicas en el primer componente proponen perfiles de proyectos en torno a la ejecución de procedimientos estandarizados y equipamiento para la mejoría de la fiscalización e incautación de sustancias controladas; un desarrollo de instrumentos y equipamiento para un mejor control de armas de fuego legalmente inscritas e incautadas y el fortalecimiento del marco regulatorio para mejorar las capacidades de intervención, intercepción del narcotráfico y distribución de bienes incautados en Centroamérica.     

Los otros componentes requieren de medidas específicas, como la construcción y modernización de la infraestructura, proveer conocimientos y la profesionalización a los encargados de la seguridad penitenciaria con un proyecto de capacitación en herramientas para la educación, rehabilitación y reinserción de los detenidos.

Fiscal espera apoyo
Los países centroamericanos deben llevar un claro mensaje que haga conciencia en los del norte del continente, sobre los beneficios que ellos obtienen gracias a la lucha contra el crimen organizado que los nuestro ejecutan, por lo que el diálogo que se desarrolla en Guatemala debe traducirse en más apoyo para la región centroamericana, consideró el Fiscal General de la República, Julio Centeno.

Como aporte, señaló que en Panamá los representantes de los diferentes Ministerios Públicos acordaron la creación de una red de fiscales de Centroamérica, inmersos en la lucha contra el crimen organizado. Centeno se ha quejado por los escasos recursos económicos con que cuenta esta institución y son asignados por el Estado nicaragüense.