•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

Daisy Zacharich, madre del  estadounidense Jasson Zachary Puracal, se trasladó a Nicaragua para pedir a las autoridades que liberen a su hijo, al asegurar que su muchacho es inocente, y que erróneamente fue acusado como parte de una banda del crimen organizado, que según la Policía Nacional, se encargaba de trasladar droga de Costa Rica a Guatemala y de usar el dinero ilícito en el negocio de bienes raíces.

Puracal permanece detenido desde noviembre de 2010, “pero yo sé que mi hijo es inocente, y fue arrestado y acusado equivocadamente. Tiene más de seis meses de estar detenido, y las leyes en Nicaragua dicen que alguien no puede permanecer detenido por este período sin que le hayan realizado juicio, por lo que ya debería estar libre”, señaló.

La extranjera manifestó que desde noviembre no le permitían ver a su hijo en el Sistema Penitenciario de Tipitapa, y a la vez denunció que a Jasson le han violentado sus derechos, al argumentar que no le permiten realizar llamadas y que lo han golpeado, además de que en ocasiones le han  negado agua y comida. Fue hasta este 16 de junio que me permitieron visitarlo”, expresó

Para la Policía, Jasson era parte de una estructura dedicada al crimen organizado y en la cual señalan como jefe al sanjuaneño Manuel Ponce. En la acusación se detalla que el norteamericano utilizaba su oficina de bienes raíces para comprar propiedades con dinero proveniente del narcotráfico, que le entregaba supuestamente Ponce.

Con Jasson permanecen detenidos diez sanjuaneños, y el nueve de agosto todos estarán ante el juez de Juicio de Rivas, Diógenes Dávila, para iniciar el juicio oral y público en el que se decidirá sin con culpables o no.