Alberto Cano
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, declaró inauguradas hoy las tradicionales fiestas patronales de Managua en honor a Santo Domingo de Guzmán.

La apertura de estas fiestas fue hoy con la tradicional "rosa" (limpia) del camino rural que conduce de Managua al santuario de Las Sierritas de Santo Domingo, 10 kilómetros al sureste de esta capital.
En realidad en la actualidad no hay nada que "rosar", ya que en el camino ya no existen los arbustos de hace algunos años porque la ruta está pavimentada o adoquinada, pero la tradición se mantiene, aunque en el ámbito de lo folclórico.

Las fiestas "agostinas" comienzan el primero de agosto con la tradicional "Traída" de la pequeña imagen de Santo Domingo de Las Sierritas a Managua, y el 10 de agosto con "La dejada" del santo en hombros de cargadores tradicionales, en medio de una enorme multitud de creyentes.
La tajona
El padre Héctor, cura párroco de la Iglesia de Santo Domingo, bendijo la "tajona", un instrumento de madera y cuerdas de cuero, que sirve para flagelar a los mal portados, y que fue entregada al alcalde Marenco, nombrado por tercer año consecutivo, mayordomo de las fiestas en Managua por el arzobispo capitalino, Leopoldo Brenes.
La ceremonia de la entrega de la "tajona" al alcalde se desarrolló entre mucha quema de pólvora y música de marimbas de arco, que llegaron a Nicaragua de África centurias atrás.
El padre Héctor instó a los managüenses a imitar a Santo Domingo de Guzmán en sus virtudes y recordó que el santo dejó dos grandes amores: "el amor a la cruz y al Rosario".
Santo Domingo nació en España el año 1.170 y murió el 6 de agosto de 1.221, que encarnó la realidad de su tiempo, y que hoy invita a dar testimonio de la fe católica.
El alcalde Marenco, por su lado, abogó porque las fiestas de agosto sean una demostración de religiosidad, cultura, tradición, alegría con la familia, y que los creyentes no consuman mucho licor durante las peregrinaciones.
La Policía Nacional informó de que para estas festividades esta institución involucrará a 2 mil efectivos para garantizar la seguridad durante esta tradición que tiene varios siglos de historia.