•  |
  •  |

“Los medios de comunicación tienen una fuerte influencia y poder de propiciar cambios en la sociedad, pero también deben escuchar, atender, respetar, ejecutar cambios internos, ser fiscalizados, ir más allá del hecho y sobre todo impulsar un trabajo periodístico dirigido a la prevención en estos tiempos en que la violencia asecha y ha dado estocadas a la paz, democracia y libertad de las personas en Latinoamérica”, consideraron periodistas de diversos países del continente americano.    

Las reflexiones las hicieron los periodistas en Guatemala durante el desarrollo del I Foro Regional de Medios de Comunicación, Seguridad Democrática y Prevención de la Violencia.

Elvira Cuadra, especialista en temas de seguridad del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, destacó la fortaleza que tienen los medios de comunicación independientes al poder informar a la sociedad de una manera libre y crítica en torno a la cobertura de los temas relacionados con la violencia.

En la mayoría de los países centroamericanos no existe un organismo que regule, fiscalice o haga recomendaciones a los medios de comunicación, pero en el caso de Nicaragua, Cuadra indicó que contamos con un Observatorio de Medios que da seguimiento y recomendaciones al abordaje de la agenda por parte de los medios informativos. Recordó que según un estudio realizado en 2005, el tema de la violencia en la agenda de los medios resultó no ser importante, ya que la prioridad en el país ha sido la cobertura a la política.

“A nivel de país, la percepción de los ciudadanos sobre el tema de la violencia --usualmente y al menos en los últimos 10 años-- aparece en Nicaragua en cuarto o en quinto lugar de preocupación de los ciudadanos, y a una distancia porcentual muy grande en relación con los problemas económicas o con la pobreza, por ejemplo. Pero esta percepción varía cuando la pregunta se acerca más al ámbito privado de las personas… la percepción de inseguridad aumenta cuando se le pregunta a las personas por la seguridad en sus barrios y en sus colonias”, aseveró Cuadra.      

Se necesitan periodistas sensibles
Para el sociólogo, investigador y consultor guatemalteco Gustavo Berganza, no sólo los medios informativos tienen la culpa de la elaboración de la percepción de la violencia, sino también los medios y programas de diversos tipos de entretenimiento que promueven y divulgan temas violentos. Explicó que en la medida en que cada persona viva en carne propia la violencia, en esa misma proporción aumentará su percepción de inseguridad
Berganza señaló a los periodistas y a los dueños de medios de comunicación que la mejor forma de cubrir los temas de violencia, es apegándose a los estándares propios de regulación del periodismo. “Seamos sensibles ante el dolor de la víctima, ante los derechos humanos del victimario, pero, por supuesto, no dejemos de dar todas esas versiones con las que la gente se va a ir formando ese imaginario de los hechos a los cuales no tiene acceso directo”, finalizó.

Medios deben generar cambios
Jesús Duva, redactor jefe del diario español El País, señaló que los gobiernos cometen errores, y que España no es la excepción, por lo que los medios de comunicación deben propiciar cambios y medidas correctivas a las políticas que perjudican a una sociedad. Como ejemplo recordó que el gobierno socialista español, en los 80, aplicó la ley antiterrorista a los delincuentes comunes, la que violaba sus derechos e incluso propiciaba su muerte, por lo que los periodistas se volcaron en la búsqueda de un cambio que llevara a los gobernantes a respetar el derecho a la vida. Y lo lograron.