•  |
  •  |

El Instituto Nicaragüense de Energía, INE, fue claro que no bajará la tarifa del servicio eléctrico a inicios de 2012 aunque baje o se mantenga el precio internacional del petróleo, o entre en operación alguna planta de energía renovable, pues esa diferencia está comprometida para pagar los 107 millones de dólares que ahora financia el gobierno mediante los fondos ALBA.

En caso de que no se cumpla ninguna de estas proyecciones y el crudo suba de precio, el INE reconoció que contempla “un incremento no mayor al 24%” en las facturas. Cabe aclarar que la entrada en operaciones de algún proyecto de energía renovable en este período es pura retórica, pues el más próximo y de gran envergadura hasta ahora es Tumarín, cuya inauguración está prevista en 2015 si es que no hay más retrasos.

El INE destaca esas proyecciones en un documento denominado “La verdad sobre la tarifa de electricidad”, que es divulgado en la edición de este jueves de EL NUEVO DIARIO en un campo pagado que aparece en la página 10B.

Explicaciones sobre el 41.88%
Señalan los funcionarios que si bien es cierto que aprobaron un alza del 41.88% en la tarifa, la misma es solo un “mecanismo para tener referencia del monto financiado” por el gobierno de Daniel Ortega, mediante los fondos ALBA, es decir, los 107 millones de dólares que aparecerán como rango tarifario en la factura: “Financiamiento ALBA”.

Explican que este dinero lo prometió el gobierno al INE el 14 de junio pasado, como un financiamiento para el sector “sin plazo y a cero interés, que beneficia a los más de 820,000 clientes que incluyen más de 700 mil hogares y 120 mil clientes de la pequeña y de la mediana empresa, pulperías, comercio, industria y bombeo de agua”.

Este dinero también sirve “para que en diciembre de 2011, las deudas con los generadores sean cero y no generen nuevas deudas que puedan poner en peligro el servicio de electricidad”. Cabe recordar que este punto supuestamente ya había sido superado mediante la firma del Protocolo de Entendimiento que negociara el gobierno con Fenosa en 2008, pero ahora vuelve a relucir.

Hipotéticas bajas ya están comprometidas
Con respecto a quién pagará dicho préstamo, el INE señala que “este financiamiento será pagado en el futuro, siempre y cuando los consumidores se beneficien de menores precios de la energía al comenzar a generar electricidad las nuevas plantas con fuentes renovables geotérmicas, eólicas e hidráulicas; que están en proceso de construcción”.

Es decir, que el sector eléctrico dispuso consumir ahora toda la posible ganancia que podría traer al país la construcción de plantas de energía renovable, y para cuando entren en operación las mismas, la tarifa no sufrirá cambios.

Un ejemplo de ello es el proyecto Tumarín, uno de los más avanzados en el cronograma de su construcción. Se espera que inicie operaciones en 2015, y que baje la tarifa drásticamente para entonces, pero esto último ya no sucederá, porque será dinero a pagar a favor de “Financiamiento ALBA”.

Dejan muy claro los funcionarios del INE que en esta medida están siendo bien optimistas con respecto al precio internacional del petróleo, pues están tomando decisiones a partir de que dicho referente en la Bolsa Mercantil de Nueva York se mantendrá igual o bajará en el resto del año, en el mejor de los casos.

No más del 24%, dicen
“De continuar los actuales precios del petróleo, es FALSO que en enero de 2012 haya un incremento en los precios de la electricidad de 41.88%. Los cálculos realizados indican que lo requerido sería un incremento no mayor al 24%”, afirman, al dejar en evidencia que si se equivocan pues subirán la tarifa en este último porcentaje.