•  |
  •  |

El gobierno de Daniel Ortega y ejecutivos de Gas Natural Fenosa de España afinan desde este lunes un nuevo acuerdo similar al Protocolo de Entendimiento firmado en 2008, donde prevén políticas para el sector energético en un “Plan de Trabajo para el periodo 2012-2016”.

El Ministerio de Energía y Minas, MEM, ayer divulgó una nota de prensa donde señala que se trata de una serie de reuniones de Ortega con ejecutivos de Gas Natural Fenosa y con el sector eléctrico del país, pero fuentes vinculadas al sector aseguran que se trata del inicio de la negociación de otro acuerdo similar al Protocolo de Entendimiento.

Los funcionarios destacan que “la delegación de la empresa española estuvo encabezada por su Consejero Delegado, Rafael Villaseca, y su Director Internacional, Sergio Aranda, e integradas por los directivos locales (Nicaragua)”.

Presente Embajador de España
El MEM subraya en la nota la participación del Embajador de España en Nicaragua, Antonio Pérez Hernández, quien estuvo presente en dichas reuniones en nombre del gobierno ibérico, respaldando las inversiones de esta corporación española.

Explican que los delegados de Fenosa primero se reunieron con el sector energético del país, y luego, “fueron recibidos por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, quien se hizo acompañar por su asesor para Asuntos Económicos y Financieros, comandante Bayardo Arce; por el Ministro de Energía y Minas, ingeniero Emilio Rappaccioli, y por el Presidente del Instituto Nacional de Energía, ingeniero David Castillo”.

El MEM señala que todos coincidieron en “que se deben dar las condiciones mínimas, a fin de que las Distribuidoras (Disnorte-Dissur) que funcionan como recaudadoras de los montos de energía servida a la población, mantengan su estabilidad financiera”.

Esa condición, según el MEM, es lo que permitirá a Fenosa incrementar su inversión en la red de distribución. “El proceso de reducción de pérdidas de energía, tanto técnicas como por fraude, fue una preocupación compartida”, afinan en dicho informe.

Señalan que en las sesiones de trabajo se sostuvieron intercambios de criterios y propuestas para enfrentar el impacto que provoca el incremento en el precio internacional del petróleo.

¿Y el 41.88%?
Villaseca y Aranda, los ejecutivos de Gas Natural Fenosa, reafirmaron su propósito de colaborar con el país mejorando la calidad de sus procesos de atención a los ciudadanos y revisar sus planes de inversión, expresa el MEM en la nota, donde no se contempla como punto de agenda el alza de 41.88% que aprobó el INE a favor de Fenosa.

El economista Adolfo Acevedo dice que lejos de explicar si, efectivamente, este incremento afecta o no a los usuarios del servicio en sus facturas, o cómo será pagado, el INE y el MEM deberían explicar con urgencia, primero, de dónde sacan semejante número, pues es un alza nunca antes vista en la historia de nuestro país.

Asegura que “esto no tiene sentido ni razón”, ya que aun tomando en cuenta que aumentó en un 29% el búnker tipo C o fuel oil, el combustible de generación del 80% de la energía que se produce en Nicaragua, esto no implica que la tarifa aumente en la misma proporción.
“Si sube el precio de los hidrocarburos sube la energía, pero el aumento no es del 29%, porque existen fuentes alternativas de energía como la hidroeléctrica y la eólica, que cubren el 34% de la generación de energía en Nicaragua”, manifestó Acevedo.

Dice que los componentes del precio de la energía son varios. “Primero están los costos en que incurren las empresas generadoras para producir la energía que le venden a Gas Natural, que en gran medida dependen del precio del búnker tipo C, y los pagos fijos por potencia instalada que se hacen a las generadoras, establecidos en los contratos de compra de potencia (PPA)”.

Los otros elementos son los costos del peaje de transmisión y el margen de distribución, y en ellos se contemplan “los costos operativos y las necesidades de inversión de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), y el margen de distribución (o valor agregado bruto de distribución), establecido para Gas Natural Fenosa.

Finalmente, dice que en la factura se reconoce también el costo de una parte de las pérdidas de energía que se producen en la distribución, y representa un 13%, que es transferido a los contribuyentes”, agrega.