•   MANAGUA/AFP  |
  •  |
  •  |

El gobierno de Nicaragua tomó este viernes su asiento en la junta directiva de la empresa distribuidora de energía, la española Gas Natural, tres años después de un acuerdo que transfirió al Estado nicaragüense el 16% de las acciones de la firma, informaron fuentes de ambas partes.

Durante una reunión extraordinaria en un hotel capitalino se oficializó el ingreso del Estado nicaragüense como accionista de Gas Natural a través de su representante Francisco López, quien ocupa el cargo de vocal en el directorio, informó el mismo funcionario.

El Parlamento nicaragüense ratificó recientemente un protocolo de entendimiento suscrito hace tres años entre el Gobierno y Unión Fenosa, mediante el cual la distribuidora cedió al Estado el 16% de sus acciones a cambio de una deuda de más de 11 millones de dólares.

Unión Fenosa traspasó sus acciones a la también española Gas Natural, hace un año, quien asumió dicho compromiso. "Estamos aquí representando los intereses del pueblo (...) más allá de una participación accionaria", declaró López, al terminó de la reunión de accionistas.

López que también es directivo de la empresa Petróleos de Nicaragua (Petronic), adelantó que se hará una revisión estructural financiera en Gas Natural para garantizar precios justos al consumidor y la utilización de recursos bien orientados a las inversiones que demanda el país, en ese sector.

Las autoridades nicaragüenses acusan a la transnacional de no efectuar las inversiones para ampliar el servicio a la población.

La distribución y comercialización de energía fue privatizada en Nicaragua a finales del 2005, como parte de las políticas de descentralización estatal de los servicios públicos, recomendadas por organismos financieros internacionales.