• |
  • |

La comunidad internacional dio un espaldarazo a Centroamérica, una de las zonas más pobres y violentas del mundo, en su lucha por combatir a los grupos criminales que se han asentado en la región. Al cierre de la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, que concluyó ayer en la capital guatemalteca, los países amigos de la región y organismos financieros internacionales se comprometieron a aportar hasta US$2,000 millones de ayuda a la región.

Esos recursos, que se irán desembolsando en los próximos cinco años, y de acuerdo con las condiciones de cada donante e institución, se destinarán a financiar un conjunto de proyectos y programas a través de los cuales Centroamérica, de forma conjunta, pretende hacer frente al crimen organizado.

Hito histórico
La conferencia, señaló el canciller guatemalteco, Haroldo Rodas, “ha sido un hito histórico” que marca el inicio de una nueva etapa en el proceso de integración de Centroamérica, y en la disposición de los países del área a hacer frente, de forma conjunta, a males comunes que les afectan por igual.

La comunidad internacional, precisó Rodas, “respondió positivamente al llamado de Centroamérica”.

El ministro guatemalteco de Finanzas, Alfredo Del Cid, detalló en una conferencia de prensa que el 80% de los 2,000 millones de dólares de ayuda anunciados, fueron comprometidos en créditos blandos, en su mayoría por parte de organismos financieros.

El restante 20% fue ofrecido “en donaciones y apoyos técnicos”, como capacitación, tecnología, entrenamiento e inversiones destinadas a las fuerzas de seguridad de los países de la región, precisó Del Cid.

Millones en oferta
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aportará US$500 millones durante los próximos dos años, y el Banco Mundial (BM) facilitará créditos a la región por valor US$1,500 millones en un plazo de tres años.

Estados Unidos, por su lado, incrementará en US$40 millones el fondo de US$260 millones otorgado a la región para el período 2010-2011; Australia hará un desembolso de US$25 millones, y Canadá contribuirá con una donación de US$5 millones.

España, cuyas actuaciones en materia de seguridad y de justicia en Centroamérica han supuesto unos US$200 millones para el período 2008-2014, anunció la aportación de unos US$11 millones a la Estrategia de Seguridad Centroamericana para el período 2010-2013.

Y capacitación también
Otros países latinoamericanos, como Colombia y México, que han librado radicales combates a las fuerzas del crimen organizado, apoyarán con entrenamiento y técnicas de combate a las fuerzas de seguridad de la región y con información y asesoría.

La conferencia, en la que participaron 55 delegaciones de países amigos y organismos internacionales, fue convocada por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), con el fin de presentar al mundo una estrategia diseñada de forma conjunta por los países de la región, para hacer frente al crimen organizado, las pandillas y el narcotráfico.

Al clausurar la conferencia, que se inició el miércoles, el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, manifestó su satisfacción por los resultados del encuentro, no solo porque “consolida la voluntad política” de los estados centroamericanos para integrar “un frente común al crimen organizado” y el narcotráfico, sino también por el apoyo expresado por la comunidad internacional.

“No esperaba un compromiso de esa magnitud en cuanto al financiamiento directo”, sino que “esperaba menos y con más promesas hacia los proyectos, pero afortunadamente se avanzó bastante”, señaló el gobernante anfitrión.

El llamado “socialista” de EU
Los resultados de la conferencia, ofreció Colom, “vendrán en el corto, en el mediano y en el largo plazo”, cuando la región empiece a ejecutar las acciones establecidas en esta estrategia de seguridad. Aunque la comunidad internacional no condicionó sus apoyos a la región, durante la conferencia hubo fuertes llamados de parte de Estados Unidos, España y la Unión Europea, entre otros, a que los empresarios y ricos paguen más impuestos para financiar la seguridad de sus países.

Cada día, según estadísticas oficiales, un promedio de 52 personas mueren asesinadas en Centroamérica, la mayoría víctimas de los grupos criminales que operan en esta región, considerada una de las zonas más violentas del planeta.

Segunda cita
La I Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica tuvo el mérito de mostrar a decenas de delegaciones asistentes ese consenso, expresado en un plan basado en cuatro ejes y en total 22 proyectos propuestos.

Aunque según el canciller anfitrión, Haroldo Rodas, el objetivo del encuentro no era pedir ayuda financiera, sino discutir la estrategia planteada y presentar los proyectos.

De acuerdo con Rodas, la segunda parte de la propuesta se realizará en El Salvador, cuando reciba de Guatemala la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana, SICA, convocante de este foro. Entonces se discutirán en detalle los proyectos, el financiamiento y la evaluación de los avances, señaló el ministro de Relaciones Exteriores.