Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

Granada

Un sinnúmero de quejas en contra del magistrado liberal Edgard Navas Navas salieron a relucir, después de que Gerardo Gómez Lacayo manifestara que ha sido víctima de atropellos tramados por él y ejecutados por algunos jueces y abogados del departamento de Granada.

Las quejas han sido puestas en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y en la Procuraduría General de la República, donde Gómez Lacayo explicó que Navas está manipulando a los jueces de Distrito para detener los juicios en los que él es actor.

Mafioso y corrupto
Sin embargo, dijo que los juicios en los que él está siendo demandado son proveídos y hasta dan la sentencia en menos de 24 horas. “Con su mano ‘pachona’ viene a manipular a los jueces de Distrito de una manera mafiosa y corrupta, y como es inmune está haciendo lo que le da la gana”, lamentó Lacayo.

“Desde que Edgard Navas atiende toda la región, y su hijo Otto es un político de influencia en el departamento de Granada, aquí se comercializa con la justicia y se enriquecen a través de ella”, expresó.

Según Lacayo, lo más triste es que existen jueces que a cambio de 30 mil o 50 mil dólares le han ofrecido dar fallos satisfactorios en primera instancia.

Raíz del problema
La inconformidad surgió hace varios años, cuando Lacayo supo a través de una fuente policial, que la familia Navas estaba haciendo maniobras para quedarse con una propiedad que les alquilaba.

Dicha propiedad es donde actualmente funciona la casa del Partido Liberal Constitucionalista en el municipio de Granada, ubicada en la Calle Real Xalteva, cuyos recibos por el servicio de agua y energía aparecen a nombre de Edgard Salvador Navas Navas.

“Cuando yo empecé a alquilarles la casa, los recibos aparecían a nombre de mi bisabuelo, Manuel Castillo Jarquín, porque fue él quien me heredó esa propiedad”, dijo.

Lacayo también manifestó que además de servir como la casa del partido, funciona como oficina del doctor Gilberto Pérez, tío del juez Civil de Distrito de Granada, Róger Abelardo Pérez Vega, quien supuestamente es protegido de Navas.

30 casos engavetados
Pérez Vega es el juez que está siendo señalado por la directiva de la Asociación de Abogados y Notarios Públicos del Departamento de Granada (Anpugra), por retardación de justicia, confrontaciones e incompetencia. Según Lacayo, en esa judicatura radican alrededor de 30 casos suyos que tienen años de estar engavetados.

Algunos de esos casos tienen que ver con algunos bienes inmuebles que intentan ser confiscados, para lo que según él, le han falsificado firmas, números de cédula y números de expedientes.

Versión del juez
El juez Pérez manifestó que hace tres años, el abogado de Lacayo, Manuel Salvador Jarquín, lo ofendió, y que por esa razón emitió un auto a los expedientes en el que se desentendía completamente de ellos.

Inmediatamente ordenó que los casos fueran llevados por la juez suplente Donají Meza, quien también aparece en la lista negra de Gómez Lacayo, por haber cometido varias arbitrariedades.

Pérez desmintió que fuera esa la cantidad de casos que llevan en el juzgado, “creo que son entre cuatro y cinco casos, solamente”. Luego se refirió a la permanencia de su tío en la casa del PLC, y aseguró que eso viene desde hace más de 35 años, cuando él ni siquiera había nacido.

En cuanto al cártel al que supuestamente pertenece, manifestó sentirse ofendido con las declaraciones de Gómez Lacayo: “Es un irrespeto a la autoridad, el término cártel se aplica a droga y narcotráfico. Si tiene algo en contra de un magistrado o de un judicial, que la emprenda en contra de él, pero no generalice ni utilice epítetos delictivos contra alguien”, subrayó.