•  |
  •  |

Ayer cumplió su quinto día de huelga de hambre y el deterioro de la salud de Fátima Hernández es evidente, al extremo que ha llegado al punto de vomitar la sangre en dos ocasiones, en espera de que la Corte Suprema de Justicia dicte una resolución sobre el recurso de casación interpuesto por Farinton Reyes, condenado por haber cometido contra ella el delito de violación.

Mientras tanto, Fátima fue acompañada por el Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, que presentó ante la Sala Penal de la CSJ un pronunciamiento como una forma de presión para que se agilice el trámite de la resolución y evitar que el retardo de justicia destruya más la salud de Fátima o que acabe con su vida.

“La salud de ella es muy delicada. Ayer –jueves-  vomitó la sangre y hoy (ayer viernes) como a las 8:30 minutos volvió a hacerlo. También tiene fiebre y su estómago está grave.

El médico le puso suero y dijo que el problema son los bajones de azúcar en la sangre, que la llevara a un hospital, pero ella dijo que no. Es decisión de ella permanecer aquí, es mayor de edad y no se puede mover. Como madre la estoy apoyando en su lucha por pedir justicia”, expresó Teodora Canda, madre de Fátima.

Según Esteban Hernández, padre de la joven huelguista de 22 años, su presencia frente a la CSJ ha molestado a los magistrados de ese Poder del Estado, han enviado a la policía para que se retiren, pero dijo que se mantendrán en las afueras del portón principal. Igualmente les enllavaron los servicios higiénicos, pero en un gesto humanitario un oficial les autorizó el ingreso y este servicio.

“Caso ha sido manipulado”
Azalea Solís, del MAM, indicó que el caso de Fátima contra su violador Farinton Reyes, desde el primer instante ha sido manipulado, por las influencias políticas de su familia en el gobierno, a tal medida que la misma Fiscalía como parte acusadora, terminó defendiendo al acusado.

Mientras tanto, la resolución de la Corte seguirá pendiente para la próxima semana, aseguró el doctor Armengol Cuadra, presidente del grupo penal del Poder Judicial.