•   Bilwi / RAAN  |
  •  |
  •  |

Un funcionario del Instituto Nacional Forestal de la Región Autónoma del Atlántico
Norte que solicitó anonimato por razones obvias, denunció que el consorcio paraestatal ALBA-Forestal ha cortado en esta zona del país unos 45 mil metros cúbicos de madera en rollo equivalentes a 11 millones 250 mil pies tablares procesados, que tienen un valor de 14 millones 327 mil 830 dólares en el mercado internacional.

El informante explica que ALBA-Forestal opera amparada en un supuesto plan de aprovechamiento de 1.6 millones de hectáreas de árboles derribados por el Huracán Félix hace cuatro años.

A fines de 2009, el Secretario de Desarrollo de la Costa Atlántica, Lumberto Campbell, había declarado en Bilwi que el Banco de Venezuela estaba apoyando con 18 millones de dólares  a las comunidades indígenas para que se beneficiaran de sus bosques derribados por el Huracán Félix.

Sin embargo, el entonces encargado de la Secretaría de Recursos Naturales del Gobierno Regional de la RAAN, Harold Wilson, declaró que no sabía nada de ese proyecto y el director ejecutivo del Inafor, William Schartwz, respondió que acababa de regresar de Cuba donde se había sometido a tratamientos médicos, por lo que no podía referirse a ese caso.
 
Artificio
Nuestro informante dijo que ALBA-Forestal compró los activos y pasivos de la  fábrica de Plywood Prada al empresario ferretero Pedro Blandón Moreno, cuya planta industrial está ubicada en Rosita y desde ahí acopian la madera a los antiguos proveedores de ésta.

Agrega que a estas alturas solo en los territorios de las comunidades indígenas y las áreas de biosfera y protegidas hay madera por lo que es allí donde el nuevo consorcio está dirigiendo sus operaciones con justificación de que compran a los lugareños la madera que ellos extraen en base al programa de Forestaría Comunitaria.

Con relación al supuesto aprovechamiento de los árboles tumbados por el Huracán
Félix, asegura que es un argumento burdo, porque esa madera ya fue extraída o está podrida después de estar cuatro años a la intemperie. “La verdad es que están cortando madera fresca para exportarla a Cuba, China y otros países”, indicó.
 
Corrupción
El funcionario que se animó a destapar el saqueo de madera cometido por ALBA-Forestal informa que el presidente de esta empresa es el subdirector del Inafor, Jorge Canales, versión que es compartida por varios dirigentes comunitarios.

Agrega que los delegados distritales de Inafor en Bilwi y el Triángulo Minero presionan a los dueños de bosques advirtiéndoles que solo tendrán opciones a planes de manejo y aprovechamiento si venden su madera al consorcio ALBA-Forestal promoviendo de esta forma la ruina de los madereros tradicionales que pagan sus impuestos anticipadamente y hasta coimas al ente regulador de la actividad forestal.

El dirigente independentista fue el primero en denunciar el colosal saqueo de bosques de la Costa Caribe que está ejecutando ALBA-Forestal y señala a la pareja presidencial Ortega-Murillo, allegados y aliados de YATAMA, como los beneficiados al final del día.