•  |
  •  |

Fátima Hernández cumple hoy su sexto día de huelga de hambre y su salud continúa deteriorándose, según un grupo de médicos que esta mañana trasladaron a la joven a una clínica privada.

Los doctores, luego de analizar a Hernández, le recomendaron que finalice inmediatamente con la huelga ya que se encuentra desnutrida y de continuar un día más podría sufrir un paro cardíaco que la llevaría a la muerte.

Los galenos, quienes recomendaron también  una hidratación básica, afirmaron que los daños a la salud de Fátima podrían ser irreversibles. Asimismo, informaron que el índice de masa corporal actual de la joven es de 17.90 y lo normal para Hernández sería de 25.

Los médicos también reportaron que las defensas del organismo de Fátima bajan cada día más, al punto de haber perdido la habilidad de caminar.

Por su parte, el papá de Fátima, José Esteban Hernández, declaró que su hija le expresó que “no piensa desistir de su huelga y que va ir hasta las últimas consecuencias y si muere es prueba de que en Nicaragua no existe justicia”.

Esta mañana la joven vomitó dos veces, en espera de que la Corte Suprema de Justicia, CSJ, se pronuncie sobre el recurso de casación interpuesto por Farinton Reyes.

Hernández, quien regresó a las afueras de la CSJ, es  acompaña por  su hermana y Juanita Jiménez representante del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, organismo que ayer presentó ante la Sala Penal de la CSJ un pronunciamiento como una forma de presión para que se agilice el trámite de la resolución y evitar que el retardo de justicia acabe con la vida de Fátima.