•  |
  •  |
  • END

Monkey Point / RAAS
En unos 350 millones de dólares está calculada la inversión inicial para construir el puerto de aguas profundas de Monkey Point, que estará ubicado a orillas del Mar Caribe, a unos 40 kilómetros al sur de Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur.

Allen Clair, uno de los dirigentes del Gobierno Territorial Creole, de Monkey Point, dijo que Argentina, Brasil, Dubai, España, México y Venezuela, se cuentan entre los países interesados en financiar ese megaproyecto que, además, incluye una carretera asfaltada, un ferrocarril --que enlazará a la futura terminal portuaria con Corinto en el Pacífico-- y un oleoducto.

Urge proyecto
El director ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), Virgilio Silva, dijo recientemente que en la actualidad se tienen que exportar al año unos 3 millones de toneladas de mercancías a través de Puerto Cortés (Honduras) y Puerto Limón (Costa Rica), y se debe pagar 560 dólares por cada cargamento que se embarca.

Silva afirmó que actualmente, con financiamiento japonés, El Salvador construye una terminal portuaria gigantesca en Cutuco. “Existe un convenio entre este país y Honduras para un canal seco que una el Pacífico con el Atlántico, dejándonos en desventaja”.

Un capitán de barco que omitió su nombre, señaló que se incurre en enormes gastos y pérdida de tiempo cuando los navíos tienen que cruzar el Canal de Panamá para llevar carga de Corinto hacia puertos de la cuenca del Caribe, el Atlántico y viceversa.

Escollos
Virgilio Silva dijo que Dubai ha expresado su preocupación por el marco jurídico imperante en Nicaragua, para poder invertir en el proyecto portuario de Monkey Point.

El dirigente comunitario de Monkey Point, Orly Clair, aclaró que, efectivamente, puede haber tropiezos de carácter jurídico si el gobierno y el Consejo Regional negocian la concesión para construir el puerto, ferrocarril, carretera y oleoducto, sin tomar en cuenta a los comunitarios, que son los dueños legítimos de los terrenos y de las costas donde se desarrollarían esas estructuras.

Silva dijo que el consorcio internacional Maerks está interesado en el proyecto de Monkey Point, y que estaba dispuesto a aportar entre 10 y 15 millones de dólares para impulsar las obras iniciales.


Reseña histórica
La síndico de Monkey Point, Bernicia Duncan Presly, declaró a EL NUEVO DIARIO que la comunidad de Monkey Point fue fundada en el siglo XVII por esclavos fugitivos.

“Mi tatarabuela Miriam fue la última esclava, su hija y la bisabuela mía, Shara, fue mi primera antepasada que vivió en libertad y navegó por varios países hasta que decidió quedarse en Monkey Point”, relató Bernicia, quien se declara orgullosa de la estirpe Duncan, la que se dispersó por toda la cuenca del Caribe, desde Trinidad y Tobago, hasta Gran Caimán.

“Sabemos que desde tiempos de (José Santos) Zelaya se proyecta la construcción de un puerto grande en Monkey Point, y todavía quedan restos de un ferrocarril que atravesaría todo el país, del que se construyeron los rieles desde Monkey Point hasta las costas del Lago de Nicaragua”, indicó Duncan, mientras saboreaba un plato de pescado con yuca.

Finalmente, Allen Clair hizo un llamado a las autoridades de gobierno y a los inversionistas para que se aboquen directamente con los comunitarios de Monkey Point y de las comarcas vecinas, que se verán involucradas en el megaproyecto portuario.