Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Los más de 231 millones de dólares que el Consejo de Ministros iraní aprobó este lunes, serán ejecutados por empresarios de ese país en el proyecto hidroeléctrico denominado “Boboke”, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, donde se pretenden instalar 70 megavatios de energía hidroeléctrica antes de finalizar 2011, confirmó Emilio Rappaccioli, titular del Ministerio de Energía y Minas, MEM.

Rappaccioli evitó dar detalles sobre ese préstamo a EL NUEVO DIARIO el martes pasado, pero ayer dio declaraciones a varios medios de comunicación en la Asamblea Nacional, y reveló que el proyecto “Boboke” consiste en construir una presa y una generadora hidroeléctrica entre el río Tuma y el río Grande de Matagalpa, en la RAAN.

Agregó que Irán invertirá en materia de generación eléctrica en nuestro país cerca de 250 millones de dólares, y recordó que el gobierno del país islámico será el que asumirá los costos del proyecto, como la compra de equipos electromecánicos y de propiedades, entre otros.

Comisión gubernamental viajara a Irán a firmar

El ministro anunció que, en los próximos días, una delegación del gobierno viajará a esa república islámica para firmar los documentos con el Banco de Exportaciones de Irán, el cual desembolsará los fondos y supervisará la devolución de los mismos.

Además, recordó, tal como lo publicó END ayer, que la planta hidroeléctrica estará en capacidad de generar 70 megavatios en 2011, una vez que el proyecto empiece a ejecutarse en octubre próximo.

“Después de que ellos (iraníes) conocieron las características técnicas, la capacidad que se puede instalar allí (‘Boboke’), hasta 70 megavatios… ellos expresaron su elección de manera más favorable en este proyecto”, dijo Rappaccioli.

Intereses altísimos

Rappaccioli no se inmutó por los más de 10 millones de dólares que el gobierno de Nicaragua pagaría en concepto de interés, pues únicamente se acordó que el interés anual del préstamo será del cinco por ciento, algo que ha provocado críticas de diversos sectores por considerarlo “muy alto”.

Según información difundida por la Agencia de Noticias de la República Islámica, IRNA, el gobierno de Nicaragua pagará el préstamo a Irán en un período de 10 años, durante los cuales serán repartidas 22 cuotas con un interés anual del 5 por ciento.

Rappaccioli tampoco dejó claro de cuánto será el monto de la inversión en “Boboke”, pues las autoridades gubernamentales aseguraron en agosto pasado, que la inversión en ese proyecto tendría un costo de 125 millones de dólares, es decir, la mitad de lo que el gobierno iraní decidió prestar al de Nicaragua.

Cuarto proyectos hidroeléctricos con financiamiento
Con este financiamiento, “Boboke” se convierte en el cuarto de seis proyectos hidroeléctricos que cuentan con fondos para la ejecución de los mismos.

Los primeros tres son: Larreynaga, ejecutado por la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, en Jinotega; Hidro Pantasma, llevado a cabo por Consorcio Santa Fe, también en Jinotega; y el proyecto Salto Y-Y (Siuna), financiado por la Compañía Cervecera de Nicaragua.

Todavía falta por conseguir fondos para los proyectos Tumarín, en Matagalpa, para generar 160 megavatios, y El Carmen --con 100 megas--, cuyos recursos, a pesar de que no han sido definidos, el gobierno estima que finalizarían en 2012 y 2015, respectivamente.