• |
  • |

Un pasante de la Embajada de Estados Unidos de América en Nicaragua fue literalmente acorralado por Gerardo Rodríguez, exmagistrado del Tribunal de Apelaciones de Managua y por el vocero de la institución, Roberto Larios.

Según Matthew P. Roth, Consejero de la Sección Política de la Embajada, el joven identificado con el nombre de Yuriy Vilner, es un estudiante de Leyes que está realizando una pasantía en Nicaragua sobre tratados internacionales.

“El joven no es un agente, sino un estudiante de leyes de una Universidad en EU. Como parte de sus estudios, el chico quería aprender sobre el sistema de justicia en este país, y cuando vio el anuncio público de la Corte para el concurso, llamó para expresar su interés en observar el proceso y pidió permiso para ese fin”, explicó Roth

La situación escaló de tono cuando el joven Vilner fue interpelado por Rodríguez y Larios sobre el supuesto fraude en la Florida con el que George Bush ganó su segundo período en la Casa Blanca, a raíz de supuestos cuestionamientos suyos sobre las próximas elecciones y la candidatura de Daniel Ortega.

No obstante, la Embajada asegura que estos comentarios son falsos, y que el pasante Vilner no emitió estas declaraciones.

La ignorancia de los interrogantes es tan crasa que no repararon que las denuncias de fraude fueron en la primera elección y no en la segunda de Bush.

“Desmentimos cualquier afirmación de ese tipo porque nunca mandamos a nadie que no esté acreditado para hablar. Incluso, cuando Vilner estaba en la Corte llamó a la Embajada y sólo le dimos autorización para dar su nombre, su único error fue decir que pertenecía a la sección política”, señaló Rott.

“A veces se quiere manipular”
Según la nota publicada en la Bolsa de Noticias, Larios y Rodríguez le preguntaron cuál era su comentario sobre el hecho de que en su país los jueces y magistrados de las cortes son nombrados por cuotas entre los partidos republicano y demócrata, a lo que supuestamente él respondió que “era cierto”.

Al respecto, la Sección Política de la Embajada referida afirmó “que a veces se quieren manipular ciertas situaciones para sacar ventaja, pero aseguró que EU tiene instituciones democráticas fuertes y estables, y que su gobierno trata de ayudar a todos los países a fortalecer sus instituciones para el bien común”.

En cuanto a si hubo alguna intención injerencista por parte de la sede diplomática, Rott aseguró que reiteran su apoyo a las organizaciones que promueven transparencia y democracia, pero desmintió cualquier tipo de intención de influir en los procesos de los países vecinos.

“Como ha dicho el embajador Callahan en varias ocasiones, EU apoya un proceso electoral limpio y transparente, con amplia oportunidad para observación internacional y domestico”, puntualizó el funcionario.