Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Luego que técnicos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) comprobaron que existían residuos de hidrocarburos en los alrededores de la gasolinera Esso Las Brunas, en el centro urbano de Jinotega, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) ordenó su cierre. Al menos así lo informó ese ente regulador en una nota de prensa.

Hasta el momento, según el INE, se están haciendo las pruebas de hermeticidad de tuberías y tanques, que consiste en comprobar que los tubos soterrados y recipientes que conducen y almacenan combustible estén muy bien sellados para impedir la fuga del producto, y así comprobar el estado de las instalaciones. En la nota agregan que las autoridades del INE, en conjunto con el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) y la Alcaldía de Jinotega, continúan las investigaciones, al tomar muestras del suelo para determinar la existencia de contaminación, el tipo de combustible infiltrado y la afectación ambiental.

“Igualmente, se está haciendo verificación de los inventarios de combustibles de la estación de servicio”, reza la nota, en donde detalla que según la Ley 277 --Ley de Suministro de Hidrocarburos--, las acciones de las estaciones de servicio que conlleven daños al medio ambiente son sancionadas con multas de hasta 100 mil córdobas, sin embargo, no se indican los artículos precisos.