•  |
  •  |

Dos movimientos de mujeres decretaron una alerta municipal en Ciudad Sandino, ante el incremento de la violencia intrafamiliar que enfrentan las féminas de ese sector, cuyas víctimas podrían duplicarse respecto al año anterior.

Según las estadísticas oficiales, en el primer semestre del año suman 844 casos y dos asesinadas en este municipio, mientras que el año anterior hubo 1,140 denuncias.

Las representantes del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, y de la Asociación de Mujeres para la Integración de la Familia, Amifanic, aseguraron que la situación de las mujeres en el municipio de Ciudad Sandino “es alarmante”, primero por el número de acusaciones que se contabilizan hasta el momento, seguido de los asesinatos de mujeres que ocurrieron en abril y en julio de los corrientes.

Reina Rodríguez, Directora Ejecutiva de Amifanic, señaló que “estamos declarando alerta municipal alrededor de la situación de feminicidios que ha habido en Ciudad Sandino, porque del 11 de abril hasta hoy tenemos dos compañeras que han sido asesinadas por sus cónyuges. Hasta hoy, no hay capturados; todos los asesinos andan prófugos de la justicia”.

Recordó que el último delito fue en contra de Ana Mercedes Saravia Fuentes, de 40 años, quien murió por haberle regalado un vaso de agua a alguien, por eso su compañero le asestó una puñalada en su pierna y se desangró, dejando en la orfandad a nueve hijos.

Prevén que casos se dupliquen
Comentó que la violencia viene disparándose cada día en ese municipio de Managua, por lo que podrían llegar a los 2,000 casos a finales de año.

Esto significa que se pueden duplicar los casos respecto al año anterior, cuando se contaron 1,140 en todo el período.

Rodríguez pidió justicia para Ana María Lindo Sandino, de 28 años, quien fue asesinada el 19 de agosto de 2010; Maykeling Elizabeth Hernández Jarquín, de 26, asesinada el 11 de abril de este año; y para Ana Mercedes Saravia Fuentes, de 40 años, asesinada el 3 de julio de este año.

Juanita Jiménez, representante del MAM, aseguró que desde el movimiento que dirige, “nos preocupa grandemente la actitud de la Policía Nacional, sobre todo porque hay un modelo que se ha vendido internacionalmente, que es el preventivo, y eso no es suficiente si no se incluye la disminución de actos de violencia contra las mujeres. No es tomar justicia por sus propias manos. Se está agudizando la violencia y la saña”.