•   Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • END

La fiscalización de EL NUEVO DIARIO tuvo éxito porque las autoridades del plantel central “Carlos Tinoco”, de la empresa Alba Petróleos de Nicaragua, Albanisa, del Puerto de Corinto, entregaron la cisterna placas M-148382 a su propietaria, María José Martínez Poveda, originaria de Managua, quien recurrió ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, y ante este rotativo, para recuperar su bien.

Después que la mañana del miércoles, el subcomisionado Luis García, jefe de Auxilio Judicial DAJ, con gestos groseros y en actitud prepotente de negó a brindar declaraciones a varios periodistas, y se vio forzado a atender al representante de Martínez Poveda, el abogado Leónidas Arévalo Sándigo, quien se presentó al plantel de Albanisa para hacer cumplir la orden de devolución de la cisterna emanada por la Fiscalía.

El jurista aseguró que el subcomisionado García, en actitud complaciente, entregó el 29 de septiembre de 2010 el vehículo a José Denis Icaza, funcionario del plantel, desacatando una orden de devolución emanada por el fiscal Boanerges Fornos, y ratificada el 4 de mayo por el fiscal departamental de Chinandega, Manuel Rugama.  En su acusación presentada a favor de Albanisa, el Ministerio Público no incluyó el referido vehículo, solo cinco cisternas y los nombres de tres empleados del plantel “Carlos Tinoco”, los cuales están condenados en el penal de Chinandega, por la sustracción de 10 mil galones de diesel valorados en 700 mil córdobas.

Albanisa obligada a entregar cisterna
María José Martínez Poveda agradeció a EL NUEVO DIARIO, a otros medios de comunicación independientes y al Cenidh, por contribuir a que Albanisa se viera obligada a entregar la cisterna, que abusivamente guardaba en el plantel “Carlos Tinoco”, con fines desconocidos.

Autoridades de esa empresa se comprometieron, a través de un escrito, a entregar a Martínez Poveda, el próximo martes, la circulación de la cisterna, dos llaves, el permiso del Instituto de Energía y Minas para trasladar combustible,  el seguro del automotor y el permiso de la Dirección General de Bomberos y del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI.

El abogado Arévalo Sándigo, tras agradecer a EL NUEVO DIARIO, dijo que al final la Policía entró en razón, porque la ley está por encima de cualquier autoridad por muy poderosa que se considere.