•  |
  •  |

De uno en uno han ido pasando por las oficinas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional de la Policía, hasta llegar ayer a 10, los guardas del Sistema Penitenciario de Tipitapa, “La Modelo”, para ser entrevistados por los oficiales en torno a la muerte del reo narco Pastor Escobar Duarte a manos del convicto Douglas Sánchez, pero según una fuente de todo crédito, todos son como el filosofo Sócrates, porque sólo saben que no saben nada.

Oficialmente, hasta ayer, el jefe de Relaciones Públicas de la Policía, comisionado mayor Fernando Borge, se limitó a decir que “las investigaciones por ese caso continúan”, mientras la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, no contestó las llamadas que hicimos a su celular. Quien sí contestó el teléfono fue Miguel Aburto, asistente del viceministro de Gobernación, Carlos Nájar, pero nos respondió que el funcionario estaba en una reunión con autoridades del Sistema Penitenciario.

Pretendimos abordar con los funcionarios de Gobernación las denuncias que han estado haciendo llegar los reos de “La Modelo” a EL NUEVO DIARIO, para saber qué medidas están ejecutando en este lugar, pero ha sido característica de este gobierno “solidario, cristiano y socialista” negar la información a los medios de comunicación independiente.

Guardas tienen miedo de morir
“Hemos llevado a 10 guardas del Sistema Penitenciario a la DAJ para entrevistarlos, y sólo saben decir: ‘Yo no sé nada’, pero saben que algunos participaron como cómplices en este hecho. El problema es que ya fuera de entrevista ellos dicen que si hablan algo, o los matan los familiares de la víctima o los mata la mafia, entonces nadie va a decir nada”,  dijo la fuente.

La fuente relató que uno de los guardas del penal dijo que fue herido en su mano derecha porque estaba cerca del hecho cuando Sánchez accionó la pistola, pero que no tuvo que ver en el caso. Otro detalló que “el crimen no ocurrió en la celda de la víctima, sino en el pasillo, cuando Pastor regresaba a su celda luego de haber recibido la visita familiar”.

Los reos han manifestado que hubo complicidad de los guardas, porque estos abrieron la celda del asesino para que cometiera el delito, y porque no ayudaron a la víctima cuando se estaba desangrando, ni permitieron que otros lo ayudaran. “Otro de los guardas, que estaba cuidando la celda de Sánchez, dijo que el asesino lo encañonó y lo obligó a que le abriera la puerta, para luego matar a su víctima, y que no pudo hacer nada”, aseveró la fuente. Pero hasta ayer ningún guarda dio información sobre cómo ingresó el arma a “La Modelo”.

Ligan muerte de abogado en Honduras
El crimen de Escobar podría estar ligado con el asesinato del exfiscal hondureño, Félix Ramón Enamorado, ocurrido en La Ceiba, Honduras, en mayo de 2010.

La supuesta vinculación del asesinato de Enamorado con la ejecución de Duarte es porque el abogado hondureño estuvo en Nicaragua en marzo de ese año, buscando a colegas nicaragüenses para que ejercieran la defensa de Escobar.

“Aquí todos los vimos en la audiencia preliminar e inicial, y se reunió con varios de nosotros --abogados-- para que asumiéramos la defensa de Escobar”, reveló uno de los profesionales del derecho.

Enamorado fue acribillado a tiros en el centro de La Ceiba, Honduras, por sujetos que le dispararon desde una moto en marcha. Hasta la fecha, el crimen no ha sido esclarecido por las autoridades hondureñas.

El informante, quien por razones obvias demandó el anonimato, también reveló que en una de las audiencias, Escobar le expresó que temía por su vida y que se sentía más seguro en la cárcel.

“Pastor Escobar me expresó que quienes lo querían matar estaban dispuestos a pagarle al abogado para que lo defendieran, con el único propósito de saber sus movimientos, y esperarlo al salir de la prisión para matarlo”, afirmó el informante.

Aclaran participación de abogados
El Tribunal de Apelaciones de Managua aceptó como válida la aclaración que hizo la jueza Adela Cardoza en torno a quiénes son los abogados que tienen intervención en el juicio.

La aclaración fue solicitada por el tribunal de segunda instancia, luego que el abogado Javier Lacayo, en representación de la empresa guatemalteca “Sociedad Internacional Crushing”, además de reclamar la devolución del helicóptero ocupado a Leticia Thomas Altamirano pidió ser parte en el juicio penal.

Thomas y otros cinco, entre ellos Pastor Escobar, fueron acusados en marzo de 2010 por lavado de dinero y crimen organizado, tras la ocupación del referido helicóptero en un hangar del Aeropuerto Internacional de Managua.

En la aclaración hecha a los magistrados, la judicial explica que el abogado Lacayo solo es un apoderado de la empresa que reclama la aeronave, pero que no tiene participación en el juicio penal.