•   Jalapa, Nueva Segovia y Estelí  |
  •  |
  •  |

La Policía trataba ayer de “hilvanar el hilo” que la lleve a esclarecer el móvil del asesinato de la médico obstetra esteliana, Karen Patricia Tercero Moreno, de 31 años, muerta a mano de dos sicarios, cuando se dirigía a una zona cercana a la frontera con Honduras a eso de las 3:30 de la tarde del jueves.

El comisionado Pablo Ardón, de la Policía de Nueva Segovia, dijo que todavía no se saben las motivaciones para que los dos sujetos desconocidos que se movilizaban en una motocicleta roja, se hayan dirigido a ella en particular para dispararle a la cabeza.

Aunque la Policía todavía no ha verificado el objetivo de la presencia de la infortunada médica en ese lugar, sospechan que ella recibió una llamada en la que le solicitaron de emergencia sus servicios profesionales, es decir, para atender un paciente grave, y ella tomó un taxi para el lugar acordado, pero que se trató de una trampa.

El conductor del taxi blanco, KIA, sin placas, Randolfo Cruz, relató  que el hecho sangriento ocurrió cuando el carro llegó al lugar conocido como El Palmar, a unos 100 metros de un puesto del Ejército nicaragüense.

Uno de los sicarios se bajó, se acercó al taxi y disparó a quemarropa a la doctora Tercero Moreno. El proyectil  salió por el lado izquierdo. Mientras, al conductor le advirtieron que no se metiera en el asunto.

Se trasladaron a Honduras
Seguidamente, el mismo pistolero hizo otros dos disparos que rompieron el vidrio trasero del carro, y se marcharon con dirección a Namaslí, por donde fácilmente se trasladaron a territorio hondureño.

Se supo que las autoridades de Honduras, acantonadas en la población de Las Trojes, ocuparon una motocicleta roja, que probablemente sea la misma que utilizaron los asesinos. La Policía nicaragüense buscaba ayer coordinación para reconocer ese vehículo.

Ardón también informó que el teléfono celular, así como otros documentos personales que portaba la víctima, desparecieron de la escena del crimen, para obstruir las pesquisas policiales y borrar pistas, como el número telefónico de donde la llamaron para que realizara el fatídico viaje.

El comisionado añadió que la Policía practicó ayer en Jalapa dos allanamientos en viviendas de personas que se relacionaron con la ahora difunta, para buscar evidencias sobre el crimen.

Cinco detenidos
Una fuente policial cercana a las investigaciones dijo a END que se ha retenido a cinco personas, entre ellas, dos mujeres y tres hombres, incluido su exesposo y también médico, Elí Matute Rubio.

Parientes de la difunta aseguraron que el crimen fue perpetrado “por encargo de su exmarido”, Matute Rubio, quien según ellos, la maltrataba y la amenazaba de muerte.

Los denunciantes señalan que  desde que la pareja se juntó, hace ocho años, inició el martirio de Karen Patricia, por los “malditos celos” de Matute.

Norlan Tercero Moreno, hermano menor de la difunta, reveló que  en una ocasión otra de sus hermanas fue testigo del momento en que Matute llamó por teléfono a Karen Patricia para amenazarla.

Karen Patricia Tercero Moreno tenía cuatro meses de  haberse separado de Matute.

Según Norlan Tercero, su hermana tiene varios golpes y hematomas en el cuerpo, y en la casa donde vivía encontró varias manchas de sangre.

La familia sospecha que Matute Rubio aparentemente armó el plan, poniendo a  alguien al teléfono, haciéndose pasar como una de sus pacientes en peligro de muerte y que necesitaban de sus servicios.

“Sus verdugos sabían que ella no dejaría morir a nadie, porque a pesar de que contaba con una clínica y una farmacia privada, con o sin dinero atendía a sus pacientes”,  dijeron sus parientes en Estelí.

Investigan a varios
Como la doctora  estaba sola en Jalapa, hay versiones encontradas sobre las últimas horas de su vida, pero su familia sospecha de la empleada doméstica, quien extrañamente le dijo a Karen Patricia que no saliera.

La Policía de Jalapa detuvo a la empleada doméstica, a Elí Matute Rubio y al taxista que trasladaba a la víctima a la hora del asesinato.

Los dos sujetos que ejecutaron el crimen sobre la carretera a Teotecacinte no han sido capturados.

Vivía con miedo
Los familiares de la doctora revelaron que ella vivía con miedo,  por lo que instaló un sistema de alerta, incluso estaba tramitando una portación de arma.

Karen Patricia Tercero Moreno hizo su internado en el Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí y su servicio social en Jalapa, donde conoció a Matute Rubio, recordaron los familiares de la víctima.

Durante el matrimonio, la pareja llegó a tener fincas, casas, vehículos y otros bienes, pero luego, cuando se separaron, Matute  puso a nombre de Karen y de su hijo todo, a manera de halago, pero ella no aceptó, lo que habría molestado al hombre, quien según los dolientes, también fue violento con su primera mujer, aunque en los registros policiales eso no aparece.