Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

Hasta las oficinas del Ministerio de Educación se presentó una delegación de estudiantes y maestros del Instituto “Guillermo Cano”, a solicitar al titular del Mined, Miguel De Castilla, que no se cierre el turno nocturno de este centro esteliano.

De Castilla afirmó que este centro estará cerrado hasta medio año mientras se repara el sistema eléctrico. Como medida el funcionario decidió reubicar a los maestros en otras escuelas, pero esta medida fue rechazada por docentes y alumnos.

Elías Rocha, alumno de quinto año, afirmó que la decisión ministerial perjudica a los estudiantes, ya que la mayoría son obreros de las tabacaleras y no pueden estar trasladándolos a centros ubicados en la periferia de la ciudad.

Los estudiantes del turno nocturno fueron trasladado a la Escuela “Sotero Rodríguez”, pero por una decisión de la delegada Ángela Cano, los alumnos serán reubicados en el Instituto “Francisco Luis Espinoza”.

“Nos andan de un lado para otro, no tenemos centro, y para colmo nos están quitando a nuestros maestros”, dijo Rocha. Los maestros Ramón Rivas y Martha Rugama afirmaron que el trasladarlos de centro es causa de inestabilidad laboral, y que con ello les están violando sus derechos laborales.

El dirigente de Anden, José Antonio Zepeda, respondió que el Mined tiene todo el derecho de reubicar a los docentes cuando lo considere necesario y donde los necesite. Sin embargo, los maestros argumentaron que estos cambios los hicieron para el turno diurno, y eso afecta su salario, ya que choca con sus plazas en otros centros.

“Esto afecta contra mi bolsa, pues la doble plaza me ayuda a obtener un salario de seis mil córdobas, si me obligan a decidir por una, quedo con tres mil”, dijo el profesor Rivera. Mientras tanto, los maestros y alumnos amenazan con un paro si el titular del Mined no da respuesta a sus demandas.