•   EL VIEJO, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

De varios balazos propinados por miembros de las temibles maras guatemaltecas fueron asesinados Sergio Antonio Vásquez Picado, de 33 años, y Concepción Carrasco Córdoba, de 27, originarios de la ciudad de El Viejo, quienes se habían marchado en busca de mejores horizontes.

A las 11 de la noche del recién pasado viernes, en un bar de la ciudad guatemalteca de Escuintla, ubicada a 53 kilómetros al sureste de ciudad Guatemala, los mareros exigieron a la cajera Carrasco la entrega del dinero, y como se negó, la acribillaron.

Para no dejar testigos oculares, los criminales mataron al mesero Vásquez Picado, a otra ciudadana presuntamente originaria de la colonia “Roberto González”, de la ciudad de Chinandega, e hirieron a otro nicaragüense, que huyó de un hospital.

José Ángel Carrasco afirmó que su hija tenía casi dos años de trabajar en el bar de su sobrina Elda González, quien le confirmó el deceso de los dos viejanos, que enviaban dinero a sus parientes, ante la falta de empleo en nuestro país.

Marlon Carrasco Córdoba dijo que el infortunio ha marcado a su familia, porque hace ocho años su otra hermana, Ángela, fue asesinada en un barrio de El Viejo, por el exmarido, en un ataque de celos.

Cadáveres serán repatriados

Rosario Vásquez recordó que su hermano tenía una carnicería en el mercado central de El Viejo, y la propietaria del bar lo había contratado hace menos de dos meses para administrar el lugar.

“Mi hermano se había marchado a Guatemala para pagar deudas, y encontró la muerte”, lamentó. Varios propietarios de tramos afirmaron que Sergio Antonio era una buena persona.

Fátima Picado, prima de Vásquez Picado, afirmó que el administrador de una morgue de Escuintla, donde se encuentran los cadáveres, dio un plazo de tres días para repatriar los cuerpos, los cuales podrían llegar a El Viejo, el próximo lunes o martes, para darles cristiana sepultura.

Solicitan al Embajador de Nicaragua en Guatemala Silvio Mora, que interponga sus buenos oficios para ayudarles en esta dolorosa situación.