•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Daños en la infraestructura pública de Managua reportan este lunes pobladores de diversos barrios capitalinos, quienes aseguran que la fuerte lluvia que se registra en diversas zonas está dejando inundaciones en los puntos críticos y fuertes corrientes que han levantado el adoquinado de las calles y las tapas de los manjoles del drenaje pluvial.

Doña Marina Pineda, habitante del barrio Ayapal, dijo que la lluvia mantiene alarmados a los vecinos de este sector pues el dique que construyó en esa zona la Alcaldía de Managua para evitar las fuertes corrientes, está a punto de rebalsarse e inundar a las familias cuyas viviendas circundan el mismo.

“La gente está nerviosa y está pidiendo a la Policía y los Bomberos que vigilen aquí, porque puede haber una desgracia”, dijo Pineda.

Miguel Torres, habitante del barrio Monseñor Lezcano, dijo que la avenida principal de este sector tiene graves daños en algunas esquinas, donde los adoquines de la calle están levantados y la corriente arrastra estos objetos.

“Esperamos que la Alcaldía de Managua venga a reparar”, dijo Torres esta tarde.

Fidel Moreno Briones, Secretario General de la comuna capitalina, dijo que este lunes por la tarde varias cuadrillas de la alcaldía se desplazan por las conocidas zonas de riesgo de Managua, para conocer el impacto de la fuerte lluvia.

Moreno detalló, en declaraciones a medios afines al gobierno, que se trata de una evaluación de posibles daños y en esta labor los acompañan efectivos de la Defensa Civil, con el fin de generar un informe oficial acerca del impacto de estos aguaceros generados por el paso de la Onda Tropical número siete, según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

El oficial de turno de la Dirección General de Bomberos informó esta tarde que sus unidades están cubriendo varias incidencias reportadas por pobladores de diversos barrios, pero todavía no tienen un informe oficial de daños graves. Lo mismo sucedió en el caso de la Cruz Roja Nicaragüense.