•  |
  •  |

Una vez más, los compromisos políticos de los magistrados en la Corte Suprema de Justicia se impusieron sobre el deber de impartir justicia a la ciudadanía. Ayer, las audiencias de casación de la Sala Penal fueron suspendidas ante la falta de quórum legal, por ausencia de la mayoría de sus miembros.

Armengol Cuadra, quien preside la Sala, se quedó esperando a sus colegas hasta las 9:40 de la mañana, hasta que algunos lo llamaron y le dijeron que, definitivamente, no asistirían, porque tenían que ir a la Convención Liberal.

“(Manuel) Martínez llamó, y dice que no va a venir porque tiene fiesta en su partido, y si él no viene, tampoco Gabriel Rivera. Antonio Alemán está de vacaciones; ni modo, hay que suspender porque con tres no hay quórum”, explicó Cuadra.

La Sala está compuesta por seis miembros: tres liberales: Martínez, Alemán y Rivera; y tres sandinistas: Juana Méndez, Rafael Solís y Cuadra. Con cuatro miembros hay quórum, según la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Corren fecha
Los reos y sus familiares, que habían esperado años esta programación de audiencia, no tuvieron de otra que aceptar la reprogramación.

“Ellos son los que mandan, ¿para dónde agarramos?”, comentó una familiar, sin dar su nombre por temor a represalias contra su conminado.
Finalmente, el secretario de la sala, José Antonio Fletes, avisó a los reos, familiares y al Sistema Penitenciario, que las audiencias quedaban reprogramadas para el lunes 25 de julio, ya que el lunes 18 de julio no hay programación por las celebraciones del 19.

Los casos que se verían ayer eran dos homicidios frustrados y una acción de revisión de una violación sexual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus