•   SAN JUAN DEL SUR  |
  •  |
  •  |

El magistrado y autor de la popular frase “Cállese matón”, Rafael Solís, fue señalado ayer como uno de los que están detrás del caso Pelican Eyes Piedras y Olas, conocido por su siglas como PEPO.

Tal aseveración la hizo Iván Salazar, esposo de Silvania Medina Sandino, quien reclama la propiedad desde el 22 de octubre de 2002, fecha cuando introdujo en el Juzgado Quinto Civil de Managua, una demanda de reivindicación y de cancelación de asiento registral, mediante la cual solicitaba se le regresasen las dos fincas en las que hoy está asentado PEPO.

El caso lo ganó Medina Sandino hasta en casación, donde los magistrados de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia emitieron una sentencia el 16 de diciembre de 2005, en la cual ratifican el fallo que emitió en primera instancia la entonces jueza de Distrito Quinto de Managua, Ligia Rivas Peña, y el fallo del Tribunal de Apelaciones de Managua del 5 marzo de 2004 en el (TAM).

Cambio drástico
Pero las cosas cambiaron drásticamente, cuando la jueza de Distrito Civil de Rivas, Marianela Paredes, cumplía el 3 de mayo del 2006, con la entrega de la propiedad a favor de los Medina Sandino, y el jefe policial de San Juan del Sur de ese entonces le manifestó que se tenía que retirar por orientaciones que había recibido a través de una llamada.

“Es aquí donde claramente entra la mano del magistrado Solís, y ordena a la jueza  Rivas Peña que se retracte en su fallo, pasando encima del fallo de la misma CSJ y del TAM, y su premio fue nombrarla como magistrada del Tribunal de Apelaciones de Granada”, señaló Salazar.

Y, efectivamente, Rivas Peña fue ascendida a ese cargo, pero tras las narcoliberaciones de 2010 fue suspendida y separada este año de sus funciones.

Una insólita confesión
Pero según Salazar, esta no es la única muestra que revela la mano de Rafael Solís, ya que aseguró que cuando la exjuez Rivas Peña cambió su propio veredicto, se fueron a increparla el 17 de mayo, y ella “nos respondió a las 8:20 de la mañana, toda nerviosa, que cuánto valían esas tierras, que por qué no nos arreglábamos con Payo Solís,  porque ella sólo recibía órdenes”.

Un día antes, los Medina Sandino y sus representantes se reunieron con el magistrado Solís. De acuerdo con Salazar, el encuentro tuvo lugar en el despacho del magistrado, y fue este quien supuestamente los mandó a llamar para llegar  a un arreglo con la propiedad.

¿Interés del Frente?
“Pero él (Rafael Solís, nos dijo que nos saliéramos de la propiedad, que el Frente tenía interés y que no podían negociar con una pistola en la cabeza, y nos ofreció pagarnos la propiedad a diez dólares por vara”, señaló Salazar, tras recordar que esa plática fue presenciada por su abogado,  Francisco López Fernández, que ahora se desempeña como juez, por monseñor Federico Argüello (q.e.p.d.), y por otros dos abogados”, relató.

Cabe señalar que en medio de esta extensa batalla judicial, el presidente de PEPO,   Chris Berry, solicitó y recibió préstamos de Bancentro, por una suma superior a los dos millones de dólares, y al no cancelar las deudas, el banco embargó parte del hotel y se adjudicó las propiedades mediante subasta y venta forzada, quedando  varios ciudadanos norteamericanos sin sus lujosos condominios, valorados entre los 200 mil y 600 mil dólares.

Pero en medio de la iliquidez de PEPO, también recibió un préstamo de 795 mil dólares por una de dos sociedades que aparecieron de la noche a la mañana, siendo en este caso Administradora de Hoteles de San Juan del Sur.

Esto ha ocasionado que en el juzgado de Distrito Civil de Rivas se entablen demandas en contra de PEPO, representado por Chris Berry --que se encuentra fuera del país--, presentadas por los norteamericanos Natalie Daw Sullivan y Michael Thomas Sullivan.

Historia de la propiedad
De acuerdo con la historia registral en manos de EL NUEVO DIARIO, las “Lomas de Sandino” están en poder de esta familia  desde 1906, e inicialmente pertenecían a Macedonio Sandino, tatarabuelo de los actuales demandantes.