•  |
  •  |

En el Día Mundial de la Población, organizaciones de derechos humanos locales destacaron que el gobierno en Nicaragua tiene grandes rezagos en el cumplimiento de sus responsabilidades en los temas de vivienda, educación, salud y servicios básicos, teniendo en cuenta que somos la nación con mayor embarazo precoz y con más de 367 mil viviendas habitadas en condición de hacinamiento.

Denis Darce, Director de Proyectos y Capacitación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, destacó que desde la perspectiva de una visión estratégica para la garantía de los derechos humanos de la población, no existe un compromiso real del Estado por mejorar la situación de la población en general.

“No hay una inversión estratégica de aspectos trascendentales para el crecimiento y el aprovechamiento de la población como motor humano. Por ejemplo, en el tema de educación, fundamental para el crecimiento económico, no se está aprovechando el bono demográfico.

“Un fenómeno de disminución de la natalidad, que permite invertir más en la adolescencia y la preparación educativa para su población económicamente activa que está en crecimiento”, destacó, recalcando que de no invertir en educación y salud, en 20 años tendremos a una población con mayor deterioro de sus condiciones de vida.

Darce indicó que Nicaragua es el país que invierte menos en educación por estudiante en América Latina. Según los datos, nuestro país destina 62 dólares por estudiante, mientras El Salvador desembolsa 249 dólares y Guatemala 242, apostando a que su población tenga mejor nivel de vida.

Comentó que todavía nuestra tasa de natalidad sigue siendo alta, y es el país con más adolescentes embarazadas. Señaló que en su sistema educativo no hay una educación sexual adecuada, científica y basada en los derechos reproductivos.
Según el estudio 2008 de Hábitat para la Humanidad, se calcula que en Nicaragua anualmente se construyen 7 mil hogares tanto para sectores de ingresos altos, como para sectores medios y bajos, sin embargo, en cuanto a la vivienda social, el déficit habitacional es de al menos 500,000 viviendas, y va en aumento. Un total de 367,248 viviendas están habitadas en condición de hacinamiento. El 54% está concentrado en áreas urbanas.

Se estima que, en la actualidad, Nicaragua tiene 5.8 millones de habitantes.
Por su parte, Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, comentó que nuestro país carece de un proyecto de mediano y de largo plazos en nombre de y por la población.

“No hay una apuesta como proyecto de vida. Los pocos esfuerzos sociales del actual gobierno se hacen sometiendo a la población. Así se han impulsado diversos programas en materia económica y social, pero no tienen profundidad, son asistencialistas y se platean como un proceso de favores partidarios”, alegó Carrión.

Por llegar a los 7 mil millones
Mientras tanto, durante la conmemoración del Día Mundial de la Población, se señala que el 31 de octubre de este año la población global alcanzará 7 mil millones de habitantes. Dos mil millones más que en 1987. Un rápido crecimiento que genera alarma, porque que el aumento viene acompañado de inconvenientes relacionados con los recursos disponibles, como el agua, las tierras de cultivo, los alimentos, la atención sanitaria o la educación. El reto es conseguir que cada uno de ellos viva en condiciones dignas y en  libertad, que se respeten sus derechos humanos y participen de un desarrollo sostenible.

Así, representantes del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Unfpa, consideran que América Latina y el Caribe deben apostar por la educación a través del bono demográfico, el empleo y la prevención del embarazo adolescente.

En un comunicado, bajo esa premisa, el Unfpa lanzó a nivel mundial la campaña “7 Mil Millones de Acciones”, con la cual se busca conectar a jóvenes y adolescentes para que sean protagonistas de su propio desarrollo.