•  |
  •  |

Familiares del empresario nicaragüense Henry Fariñas, quien fue baleado por sicarios, quienes a su vez dieron muerte al cantautor argentino Facundo Cabral, el pasado fin de semana, afirmaron a EL NUEVO DIARIO que el gobierno guatemalteco pretende manchar el nombre de su familiar, al vincularlo con el crimen organizado, con el fin de levantar una cortina de humo y así tapar su incapacidad para enfrentar la lucha en contra de los criminales organizados que azotan ese país, mientras en Guatemala se informó de la captura de tres personas vinculadas con el hecho.

“Toda la información que han manejado ha sido falsa. Nosotros estamos indignados con todas esas cosas, lo que quieren es crear una cortina de humo para que el país no se mire involucrado, porque usted sabe lo que le va a llegar a Guatemala con el asesinato de Cabral. Entonces ellos están haciendo una cortina de humo para que a mi hermano le caiga el problema y digan: ‘¡Ah, no! No fue por Guatemala, fue por el señor Fariñas’”, consideró una hermana de este, ubicada por END en un barrio de Managua.

El presidente Álvaro Colom declaró a una emisora de radio mexicana que “toda la evidencia y todos los análisis técnicos y científicos indican que, definitivamente (el ataque) iba dirigido hacia el señor Fariñas. No hay ninguna indicación de que fuera dirigido a Facundo”.

“El hecho de que mataran al artista Cabral fue un mensaje del narcotráfico al gobierno de Guatemala. Lo que pasa es que quieren inculpar a mi hermano, todos los días en Guatemala mueren de 17 a 20 personas, y no hay ninguna relevancia, ahora que ellos están en elecciones, les están mandando un mensaje al gobierno”, dijo la familiar de Fariñas.    

 

Fuera de peligro

En Nicaragua, Fariñas es conocido como un eventual promotor artístico. La dolida joven dijo que Henry era muy amigo y un admirador del cantautor asesinado, y que por eso promovió su presentación en nuestro país.

Aseveró que su pariente es honesto, honrado, trabajador, y que se recupera satisfactoriamente en un hospital guatemalteco. Agregó que su familia siente temor de ser víctimas de represalias que surjan a raíz de lo que consideran falsas informaciones.

“Él está bien y se está recuperando por la gracia de Dios. Dios está con él en todo momento, porque a pesar de toda esa balacera, mi hermano está vivo, y eso que dispararon más de 25 tiros al vehículo”, dijo.

La joven no quiso responder sobre la relación de su hermano con los clubes Elite.

La gerencia del Club Elite en nuestro país, a través de un comunicado, informó que desconocen totalmente a Fariñas, y Walter Zavala, Presidente del Comité Organizador del Desfile Hípico de Managua, quien afirmó ser amigo del empresario nicaragüense, indicó que este es gerente general del Club Elite en Guatemala, pero no el dueño.

Tres capturados


Tres sospechosos de haber participado en el asesinato de Facundo fueron detenidos la madrugada de ayer, informó Diego Álvarez, portavoz de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Los sospechosos, capturados en los suburbios sur de Ciudad de Guatemala, fueron "Elkin Vargas Hernández, el intermediario que consiguió a los sicarios; Wilfred Stockes Arnold, quien estuvo en el lugar de los hechos, y Franco Michael Morales Contreras", dijo el portavoz de la Cicig, organismo que colabora en las investigaciones. Los detenidos deberían ser presentados ayer mismo ante un juez para ser interrogados, de acuerdo con los procedimientos legales habituales.       

En nuestro país, el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, ayer se limitó a repetir la misma respuesta que dio desde el pasado fin de semana: “En este momento nosotros estamos abocados a la colaboración con la investigación que tienen bajo su responsabilidad las autoridades policiales de Guatemala”.

 

Espiral de violencia ataca

El Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de Nicaragua, Cescnic, “repudia, condena y se une al dolor y al clamor del pueblo de Latinoamérica y del mundo, a fin de que se esclarezca y se lleve ante la justicia a los asesinos intelectuales y materiales del cantautor, poeta y escritor argentino Facundo Cabral, en Ciudad Guatemala, a manos de sicarios al servicio del crimen organizado”.

Cescnic señala que “la muerte de este ciudadano y cantautor del continente, además de dolorosa e inexplicable al raciocinio humano, debe llevar a la sociedad centroamericana en su conjunto a una reflexión profunda para buscar los medios de salir de esta espiral de violencia, y a unir medios y  esfuerzos para que Centroamérica sea una región de paz y prosperidad”.