•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Por lo menos una docena de temblores de mediana intensidad reporta en las últimas 24 horas el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, en la zona fronteriza sur que comparte Nicaragua con Costa Rica, donde ubica un enjambre sísmico cuyo origen es la activación de la falla de Caño Negro, según las autoridades vecinas.

Más de 100 réplicas

Después del sismo de 5.1 grados de magnitud Richter que tuviera lugar este martes a las dos de la tarde con 11 minutos, según el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), se han registrado más de 100 réplicas en el mismo territorio pero sólo unas 11 son de “mediana consideración”.

Estos últimos sismos los registra Ineter en sus informes, donde han agregado 11 sismogramas de la misma zona con magnitudes que oscilan entre los tres y 4.8 grados.

Primer sismo activó la falla

En su informe técnico del día, Ovsicori destaca que, al parecer, el primer movimiento de ayer cuyo epicentro tuvo una profundidad de apenas 15 kilómetros, activó la falla de Caño Negro de Costa Rica, la que ahora sigue registrando réplicas en el acomodamiento de su estructura.

El territorio que ahora recibe las sacudidas, según el informe, es una especie de triángulo que comparten ambos países en la zona norte de Alajuela y Guanacaste (Costa Rica) y la parte sur de San Carlos (Nicaragua).

Daños en viviendas y deslizamientos

La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) de Costa Rica, descartó víctimas debido a estos fenómenos pero precisó graves daños en viviendas de las comunidades fronterizas de Armenias, San Isidro, San Juan, Aguas Claras y Bijagua.

Un equipo de geólogos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), esta mañana confirmó que dichos movimientos han provocado deslizamientos en la parte alta del río Guacalito del país vecino. Las autoridades de Nicaragua a esta hora no reportan inspección de la zona ni informe de víctimas o daños.