•  |
  •  |

Marcos Aráuz, en representación de la empresa Arenas Nacionales S.A., que desde 2003 obtuvo la concesión para el aprovechamiento arenero del cerro Motastepe, aseguró en su cargo de gerente, que el riesgo por deslaves que corren las poblaciones aledañas a esta mina, es mínimo.

“El poblador no sabe de minería, respetamos su temor”, dijo Aráuz, sin descartar la posibilidad, pues “la naturaleza es caprichosa”.

Aun si se diera una eventualidad como la que temen los habitantes del sector, Aráuz sostuvo que el tipo de explotación que hacen en el cerro no permitiría que un alud de arena llegara hasta las zonas pobladas, pues lo han hecho en tres niveles, cada uno con una terraza que retendría el material que quedaría en los linderos de la empresa pero no afectaría a poblaciones, argumentó.

Cerro sin mucha arcilla y agua “hasta filtrada sale”
Agregó que el cerro no tiene mucha arcilla, de modo que es poco probable que se presenten deslizamientos de sus capas, como los moradores y los organismos ambientalistas aseguran que está sucediendo. Explicó que en invierno es cierto que absorbe agua, pero no la retiene, sino que “hasta filtrada sale”, porque actúa como un “colador”.

“La ignorancia es la madre de la estupidez. Yo no puedo hablar de algo que no conozco…, hay que averiguar antes de volar una crítica”, fue la respuesta de Aráuz ante los cuestionamientos que han vertido públicamente los organismos, respecto a que el aprovechamiento de esa mina carece de los debidos planes de gestión ambiental.

También negó que la explotación esté afectando a Asososca, pues alega que han tomado las medidas requeridas para que el agua que caiga a la laguna tenga el filtro natural.

La mañana de ayer, ariscos representantes del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, del Ejército de Nicaragua, del Ministerio de Energía y Minas, del Ministerio de Transporte e Infraestructura y de la Alcaldía, se personaron al terreno para atender las denuncias que los habitantes han expresado a través de este medio.

En el corazón de la mina, EL NUEVO DIARIO intentó abordarlos respecto a las orientaciones que tienen para atender la alarma de la población, que teme la posibilidad de hasta perder la vida ahora cuando las lluvias caen con intensidad, y cuando, según han dicho expertos, podrían desencadenar un aluvión, sin embargo, no supieron decir si por “órdenes” evitaron comentar la misión que cumplían, prometiendo que terminadas las evaluaciones ofrecerían explicaciones.