•  |
  •  |

Las constantes lluvias han puesto en alerta a los capitalinos, ante la amenaza de inundaciones en unos barrios, o derrumbes en otros sitios. Un sistema de baja presión ocasionó el torrencial aguacero, que este jueves inundó 205 casas de Managua.
Las precipitaciones perjudicaron 28 barrios.  De acuerdo con el recuento de Defensa Civil, hubo 208 familias que sufrieron algún percance por las lluvias, lo que suma un total de 1,168 personas afectadas.

Esta situación provocó la evacuación de doce familias hacia el Polideportivo España, porque estaban en alto riesgo, ya que se encontraban cerca del cauce ubicado en el anexo al barrio “Casimiro Sotelo”.

Con el aguacero del jueves se activó el primer albergue, por el invierno de este año. El segundo jefe de Defensa Civil, coronel Néstor Solís, comentó que desde agosto del año pasado aún permanecen abiertos centros de refugio en seis municipios, ubicados en cuatro departamentos.

En ellos se encuentran 946 familias, con tres mil 911 personas, las que viven en 15 centros de albergues a nivel nacional. En Managua hay siete albergues, con 810 familias, es decir,  tres mil 320 personas.

Después de Managua, solo hubo una afectación en Tipitapa, donde las viviendas de 12 familias se vieron afectadas por las inundaciones. Estas personas fueron atendidas por la alcaldía de ese municipio. Defensa Civil realizó un monitoreo, y comprobó que llovió en todo el territorio nacional, pero sin causar daños.  Las principales afectaciones que están provocando las lluvias son anegación por corrientes y riesgos de derrumbe. El coronel Solís recordó que de los 57 puntos críticos en Managua, hay alrededor de 24 que presentan inconvenientes cada vez que llueve.

Además, comentó que las familias que habitan en lugares aptos para las inundaciones o deslaves, deben saber qué tipo de riesgo corren, luego trazarse un plan familiar, para que cada uno sepa qué hacer para enfrentar cualquier amenaza. También deben manejar la ruta de evacuación y los centros de albergues más cercanos.

“Deben tener preparados enseres ligeros para llevar consigo al momento de ser evacuados. Mantenerse informados de las instrucciones que brindemos las autoridades que trabajamos en esto, a través de los medios de comunicación. También deben evitar que los niños anden en las corrientes de las calles o cerca de los cauces”, señaló el coronel.

Pronóstico de Ineter
El ingeniero Carlos Zapata, coordinador de área de Meteorología y Sinóptica del Ineter, explicó que este jueves hubo manifestación de un sistema de baja presión; ayer la onda tropical número ocho se desplazó en el Norte del país; y para hoy nuevamente habrá incidencias producto de un área de baja presión.

Para hoy se espera que este último sistema provoque lluvias y tormentas eléctricas. El día estará de nublado parcial a nublado, con tendencia a aumentarse en horas de la tarde y de la noche. En el momento de la lluvia, se podrían presentar rachas de vientos de unos 25 kilómetros por hora.

Igualmente, los litorales del Pacífico y del Caribe estarán nublados. Las olas tendrán una altura  de 1 a 1.25 metros. La visibilidad estaría disminuyendo de dos a tres millas por lluvia; y el viento estará variable de 20 a 30 kilómetros por hora.