•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

Dos reos se fugaron esta madrugada del Sistema Penitenciario Regional de Occidente, los cuales han sido identificados como José Fabián Paz López de 29 años y originario de Chinandega, quien estaba condenado a 11 años de prisión por robo con intimidación y Luis Alexander Quezada García, de 21 años, originario de León, condenado a 13 años por violación.

José Fabián Paz es conocido con el apodo de “Herminiapordios”  y tiene un amplio historial delictivo.  Tiene pendiente juicio por violación que cometió contra una jovencita en el barrio “José Benito Centeno”, donde viven víctima y victimario.

Las autoridades del Sistema Penitenciario aún no han brindado detalles de cómo se dio la fuga, pero extraoficialmente se supo que los reos ocuparon una sierra para cortar los barrotes y luego saltaron por uno de los muros, que carece de vigilancia.

También se conoció que es posible que trabajadores del Sistema Penitenciario hayan colaborado en la fuga, pero la alcaide Modesta Estela Ortiz Mayorga no ha brindado declaraciones al respecto. De momento se conoce que agentes de Auxilio Judicial se encuentran investigando los detalles y que policías ya han emprendido una búsqueda.

Ortiz mantiene un hermetismo con relación al tema y otros cuestionamientos sobre las condiciones de salud y seguridad en la que viven los presos, a tal punto que no permite la entrada de organizaciones de derechos humanos y personas altruistas. Se supo también que Ortiz tomó esta decisión desde que tres reos guatemaltecos se dieron a la fuga.

Intento de motín

Hace quince días, en el Sistema Penitenciario se presentó un intento de motín entre presos y policías, donde resultaron heridas varias personas. Las autoridades en ese entonces no brindaron mucha información, pero sí relataron que dos de los presos que originaron el disturbio fueron trasladados a La Modelo, en Managua.

En el Sistema Penitenciario Regional actualmente hay más de mil reos, siendo la capacidad para 480 presos. Se encuentra en el bario Carlos Fonseca, una zona que está plagada de delincuentes.